Inicio Comunicación ‘Sálvame’ desvela el documento que demuestra que Isabel Pantoja no engañó a...

‘Sálvame’ desvela el documento que demuestra que Isabel Pantoja no engañó a Kiko Rivera

La posible reconciliación entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja tras las numerosas declaraciones incendiarias del DJ continúa sorprendiendo a los espectadores y a una gran parte de la prensa del corazón. Después de que Carmen Borrego desvelara la existencia de un nuevo documento que podría ser el principal motivo de su acercamiento, y que demostraría que la cantante actuó de forma legal, ‘Sálvame‘ ofreció nuevos datos sobre este papel durante la emisión del 12 de octubre.

Kiko Rivera e Isabel Pantoja en 'Gran Hermano Dúo'

Kiko Rivera e Isabel Pantoja en ‘Gran Hermano Dúo’

En concreto, se trataría de un documento que, según explicó la abogada Montse Suárez, data de 1991, cuando Rivera era todavía un niño. La letrada confirmó que en ese año la tonadillera vendió cinco fincas cercanas a Cantora, además de realizar otras operaciones económicas. «Lo que desconocíamos es que tenía la autorización judicial para vender en nombre de un menor, y hoy la hemos visto», afirmó. Sin embargo, Suárez matizó que ese papel no exime de toda la responsabilidad a la artista: «Aunque legitima a Isabel Pantoja, tenía que haber rendido cuentas a Kiko«, aseguró.

Otra parte del equipo del programa de La Fábrica de la Tele también valoró la polémica autorización: «Es un documento que no requiere la firma de Kiko Rivera«, explicó Nuria Marín. De esta manera, Kiko Matamoros también quiso aclarar su contenido: «La autorización permite que Pantoja disponga de los bienes para preservar o conservar la herencia que recibiría Rivera», afirmó el madrileño. Sin embargo, el colaborador dijo que esta responsabilidad no exculparía a la tonadillera: «Kiko sí tendría derecho a reclamar judicialmente».

Kiko concedió un «poder de ruina»

El otro documento que analizó Montse Suárez en el espacio de Mediaset es el denominado «poder de ruina», una autorización que el propio Kiko Rivera firmó en 2015. Este papel, por el que el DJ demandó a Agustín Pantoja, le otorgaría la potestad a su tío para operar con sus bienes a su antojo. La polémica de este poder radica en la complicada situación que atravesaba el hijo de la tonadillera en ese momento, ya que él mismo confesó su adicción a las drogas. Este sería el principal motivo por el que el asunto está judicializado.

De hecho, según explicó la letrada, aunque Rivera retire la demanda contra su tío, el caso podría seguir en manos de los tribunales: «Es un delito de oficio, el fiscal de Chiclana puede continuar investigando, si lo ve oportuno«, confirmó Suárez durante su intervención en ‘Sálvame’. De esta manera, quiso recordar que, debido a la importancia del supuesto delito, podría acarrear una posible pena de cárcel.

Publicidad