Inicio Comunicación ‘Sálvame’: Lydia Lozano se come un bombón de tabasco y está a...

‘Sálvame’: Lydia Lozano se come un bombón de tabasco y está a punto vomitar en directo

El pasado jueves 8 de noviembre en la gala de Gran Hermano VIP‘ tenían que elegir, como cada semana, al concursante inmune que se salva de las nominaciones y puede intercambiar un concursante nominado por otro. El programa les dio un bombón a cada concursante. Todos picaban menos uno y tenían que ir descubriendo cuál era. El que tuviera la suerte de coger el bombón dulce, sería el inmune.

Lydia Lozano en 'Sálvame'

Lydia Lozano en ‘Sálvame’

Al día siguiente, en ‘Sálvame‘, quisieron emular el mismo juego entre los colaboradores, pero en este caso al revés, es decir, todos los bombones eran dulces, menos uno. El que tuviera la mala suerte de probar el picante, ganaría un “Salvoconducto de libertad”: un vale por un permiso para salir una hora antes de que acabara el programa el día que el afortunado eligiera, según decía el cheque del premio. Todos los colaboradores eligieron un bombón y se los comieron a la vez, pero no sabían que el ganador no era el que tenía el dulce, sino el que tenía tabasco.

Lydia Lozano fue la “afortunada” de encontrar el bombón picante y estuvo a punto de vomitar en directo. Agarró una papelera y escupió el bombón mientras sus compañeros disfrutaban de los que sí eran dulces. “Es el mío”, repetían los colaboradores mientras Jorge Javier Vázquez les aclaraba: “Cuidado que es el de Lydia”, ante la sorpresa de la periodista: “Que no, que el mío está lleno de tabasco, hombre“. “Eran todos buenos y solo había uno malo“, decía el presentador mientras Lozano separaba la cabeza de la papelera le miraba sorprendida.

A ritmo de chuminero

El mal rato se le pasó pronto, en cuanto se enteró que era la ganadora del vale de una hora: “¿Es mío el premio? ¿el premio es mío?“, repetía antes de cantar victoria. “¡Chuminero para Lydia!”, decía Jorge Javier que entregó el vale a la colaboradora para que deleitase a los espectadores con su ya mítico baile, el chuminero.