Inicio Comunicación Terelu habla del duro momento que ha vivido estos meses: ‘Era una...

Terelu habla del duro momento que ha vivido estos meses: ‘Era una monstruosidad, me costaba mirarme’

Tras someterse a una doble mastectomía en octubre y una segunda operación derivada de sus complicaciones en noviembre, Terelu Campos realiza sus primeras declaraciones al respecto. La revista Lecturas se ha hecho con la exlusiva en la que la hija de María Teresa Campos relata a Mila Ximénez el infierno por el que ha tenido que pasar estos meses.

Terelu reaparece tras someterse a una doble mastectomía

Terelu reaparece tras someterse a una doble mastectomía

“He vivido un calvario que aún no ha terminado. Me dijeron que esto era durísimo, no voy a olvidarlo en mi vida. ¡Me he sentido tan inválida, tan impotente! Nunca he llorado tanto como en estos tres meses”, confesaba Terelu a su amiga. La colaboradora realizaba sus declaraciones más duras: “Me ha costado mirarme porque era una monstruosidad”.

La hermana pequeña de las Campos ha compartido la dureza de una situación que le llevó a perder la propia conciencia: “Fueron 10 horas de operación. He visto el infierno (…) No me podía mover. Tuve hasta alucinaciones del dolor, unos sueños terroríficos. Lloraba de desesperación”. Terelu reconoció haber estado tomando morfina un tiempo, pero reivindicaba que “La gente no debería escandalizarse por eso. ¿Para qué están si no las medicaciones?”.

Por último, la colaboradora ha querido despejar las dudas acerca de si hubo algún error médico que la llevase a una segunda operación: “No ha habido un error médico, han hecho todo impecable. Ha habido un problema de cicatrización en la espalda, que es de donde han sacado los músculos dorsales para reconstruirme los pechos.”.

No dejaba que la viesen así

María Teresa Campos, que también ha sufrido últimamente de problemas de salud, ha estado al lado de su hija en todo momento. Sin embargo, Terelu ha evitado todo lo posible que la viese en ese estado: “Mi madre ha venido a todas las curas pero nunca he dejado que pase a verme. Si me llega a ver el pecho así, no vuelve a dormir el resto de su vida”. De forma similar ha procedido con su hija, ya que “no quería cambiarle la vida con la operación”.