Tras una bronca salvaje, Raquel Bollo y Belén Esteban provocan que ‘Sálvame’ se salte la Ley Antitabaco

Las broncas en ‘Sálvame’ tienen consecuencias imprevisibles. El martes 26 de julio de 2016, Raquel Bollo se fue del plató del programa de T5 tras una fuerte discusión con Kiko Matamoros.

Belén Esteban salió en busca de su amiga y ambas colaboradoras fueron ‘pilladas’ por las cámaras en los pasillos de la cadena fumando, lo que están terminantemente prohibido por partida doble.

El lado’ rosa’ de la noticia es el siguiente. Ese día, Kiko Matamoros contó que una de sus fuentes le había dicho que “Luis Rollán (antiguo colaborador de ‘Sálvame’ y amigo íntimo de Raquel Bollo y la familia Pantoja) ha vendido muchas veces a Isabel Pantoja” y que hay un fotógrafo de cabecera en la Costa del Sol que trabajaba con la información que Luis le chivaba sobre el paradero de la tonadillera.

Al escuchar esto, Raquel Bollo estalló y argumentando que Luis no estaba en la época en la que la Pantoja estaba en la Costa del Sol.

Tal fue el enfado que se cogió la colaboradora que tuvo que dejar el plató después de defender a Luis todo lo que pudo sin conseguir que Kiko entrase en razón.

RAQUEL Y BELÉN, LAS FUMADORAS

Y aquí llega la parte más interesante del asunto. Cuando Raquel se fue del plató echo un basilisco. Su amiga Belén Esteban salió en su búsqueda y ambas se quedaron en los pasillos de T5 a charlar para calmarse.

Las cámaras las siguieron a las dos colaboradoras justo cuando ambas decidieron encender sus cigarros en el corredor que conecta el estudio con los exteriores de la cadena.

De este modo, el programa de Telecinco presentado por Paz Padilla cometió una doble infracción, en primer lugar, por la emisión de imágenes de las tertulianas fumando y, en segundo lugar, la incurrida por las propias empleadas de Sálvame que encendieron sus cigarros en una zona interior de su lugar de trabajo no habilitada para esta práctica.

La Ley Antitabaco, que entró en vigor en enero de 2011 recoge en su séptimo artículo la prohibición de fumar en “centros de trabajo públicos y privados, salvo en los espacios al aire libre”.

Además, en su artículo 8 se informa de la prohibición “en todos los medios de comunicación, incluidos los servicios de la sociedad de la información, la emisión de programas o de imágenes en los que los presentadores, colaboradores o invitados aparezcan fumando”, tal y como recoge Ecoteuve.

Desde que se aplicara la Ley, cadenas y programas de televisión han tenido que acatar la normativa de manera estricta. Esto ha provocado que algunos realities hayan tenido que adaptar en cierta medida sus mecánicas. El ejemplo más claro lo encontramos en Gran Hermano, donde se ha tenido que habilitar una sala para que los concursantes puedan fumar.

Los habitantes de la casa deben evitar nombrar la acción que desarrollan en esta estancia, a la que en las últimas ediciones hemos oído mencionar bajo el nombre de ‘La Playa’ o ‘Londres’.

Loading...