Un reportero de la BBC tiene que ponerse a salvo durante los atentados de Londres

Londres volvió a ser golpeada por el terrorismo islámico tras los dos últimos atentados perpetrados en el Puente de Londres y en el Mercado de Borough. Durante ocho minutos, tres individuos sembraron de angustia y terror las calles de la capital británica una semana después de la masacre de Manchester. Las autoridades inglesas actuaron con diligencia abatiendo hasta con cincuenta disparos a los terroristas.

La información se conocía a cuenta gotas y los reporteros de televisión que se encontraban en la zona, solo podían describir lo que estaban viviendo. Uno de ellos, el de la BBC, conectó telefónicamente con sus compañeros de plató cuando le emplazaron a que se “pusiera a salvo”.

No era para menos. En los primeros instantes, se sabía que una camioneta blanca con tres individuos había arrollado a los viandante en el Puente de Londres. Después, que en el Mercado de Borough se habían producido varios apuñalamientos. No se sabía si ambos incidentes tenían relación.

La cadena BBC fue una de las primeras cadenas de televisión inglesas en informar sobre los incidentes. Uno de sus reporteros se trasladó físicamente cerca del Puente de Londres donde se había estrellado el citado vehículo. Otro de ellos que se encontraba en el mercado, explicaba por teléfono cuál era la situación en esos instantes. La tensión se podía palpar en el ambiente.

De hecho, la presentadora del especial última hora que charlaba con él, al enterarse de que los apuñalamientos se habían perpetrado muy cerca de la posición de su compañero, decidió cortar la comunicación para que éste se pusiera “a salvo”. “Tenemos que dejar que te vayas, volveremos a contactarte cuando estés en algún sitio seguro”, zanjaba la periodista para evitar así que el reportero se pusiese en una posición de peligro.

Poco después se informó que los tres terroristas habían sido abatidos por la policía, pero a su paso había dejado siete muertos y 48 heridos. Desde que se inició la investigación de esta nueva masacre, las autoridades británicas ya han detenido a doce personas vinculadas con el doble atentado.

Loading...