Una periodista de TVE, reportera improvisada por la fuerte nevada

El día de Reyes se convirtió en un auténtico caos para miles de vehículos que regresaban a sus casas tras las fiestas navideñas. La gran nevada que cayó el sábado en las regiones de Segovia y Madrid propiciaron que cerca de 4.000 coches se quedasen atrapados hasta 20 horas sin posibilidad de salir del atolladero.

Ante esta situación de auténtico caos, cadenas como Telemadrid y LaSexta su programación para ofrecer los últimos datos del suceso en directo. Y el Canal 24 horas de TVE, no dejó de informar en tiempo real de los últimos acontecimientos. De hecho, entre los afectados por este incidente se encontraba una periodista de la cadena pública que, por unas horas, se convirtió en reportera improvisada narrando lo que sucedía a su alrededor.

Fotografía facilitada por un conductor retenido en la AP6, a la altura del Km 75, en sentido Madrid.
Fotografía facilitada por un conductor retenido en la AP6, a la altura del Km 75, en sentido Madrid. (EFE)

Sara Ramos, periodista de la Corporación, le pilló por sorpresa el bloqueo de las carreteras hasta el punto de quedar atrapada con su familia en el kilómetro 80 en dirección a Madrid. Eran las 22:00 horas cuando su coche no podía continuar su camino. Tras informar a sus compañeros de cadena, la mujer no dudó en relatar cómo estaba viviendo el suceso. Hasta ese momento había pasado 12 horas encerrada en su vehículo.

“Nosotros tenemos calefacción y gasolina y no hemos pasado frío, pero estamos con bastante angustia. Los adultos no hemos comido nada desde ayer a mediodía. A los niños les dimos lo poco que teníamos de comer en el coche. Pudieron cenar pero no ha comido nada más desde anoche”, explicaba.

“A los niños les dimos lo poco que teníamos de comer en el coche”

Sara Ramos

El coche que tengo delante se quedó sin batería a las dos de la madrugada y llevan sin calefacción desde ese momento. Supongo que habrá más coches en similar situación. Nosotros procuramos no salir del coche”, continuaba.

Y daba un tirón de orejas a las autoridades y a los efectivos de emergencia: “No ha pasado ninguna máquina quitanieve. Sí han pasado tres coches de la Guardia Civil a la cuatro de la madrugada, pero no han parado. Tampoco ha venido ningún servicio de emergencia por si necesitábamos ayuda”.

Loading...