Vomitan encima a una reportera durante una entrevista en directo

Las situaciones a las que en ocasiones se exponen a los reporteros pueden llegar al límite. Las imágenes de las que hablamos aquí, avisamos, son repulsivas y no aptas para estómagos sensibles. La periodista de esta historia poco podía prever que su 4 de julio en Estados Unidos acabaría de una forma repugnante y menos aún, si de una competición deportiva extrema se refiere como es el Ironman.

Todo ocurrió cuando la reportera Wendy Burch de la cadena KTLA se encontraba entrevistando a los asistentes de esta exigente prueba de triatlón. Durante la conversación con un miembro del público, un líquido “jabonoso” acabó sobre su cabeza. Acababan de vomitarle encima.

Momentos previos a que vomiten a la reportera durante una entrevista en directo Momentos previos a que vomiten a la reportera durante una entrevista en directo (YouTube)

Durante todo el año, los reporteros viven situaciones de lo más complicadas pero cuando llega la época estival parece que los incidentes aumentan considerablemente. Cubrir el Ironman de Los Ángeles podría ser pan comido, excepto cuando al acabar los participantes se dedican a emborracharse. En ese momento, cualquier cosa puede pasar.

De hecho, la cara de los presentadores que se encuentran desde plató es un poema. El jaleo que rodea a Burch ya alude a que algo extraño está sucediendo. ¿Qué es son esas “sustancias jabonosas” que salpicaban tanto a la periodista como al improvisado entrevistado? El grito de la reportera al darse cuenta de que se trata de vómito, es contundente.

Mientras tanto, los presentadores del programa contemplaban incrédulos la desagradable escena. No sabían si reír o llorar, pero el asco que se reflejaba en sus caras lo decía todo. Eso sí, lo que menos podían pensar es que su compañera de batalla estuviese dispuesta a continuar. Lo hizo y sin titubear.

De hecho, durante un artículo que poco después publicó para la versión norteamericana del Huffington Post , Busch asegura que “durante los minutos que me quedé hablé con gente muy borracha, mientras sustancias jabonosas sobrevolaban mi cabeza y se quedaban pegadas en mi pelo”. Incluso los asistentes le habían dibujado una diana en su espalda con un mensaje escrito con rotulador: “vomitar aquí”.

“Éste será un 4 de Julio que siempre recordaré”

Loading...