Inicio Consumo Los juegos, cada vez más rápidos

Los juegos, cada vez más rápidos

Las mejoras de juegos clásicos a las demandas de la sociedad incluyen muchas veces un recorte de tiempo, para convertirlos en más rápidos y dinámicos.

Desde hace un tiempo la industria de los juegos está actualizando sus títulos más utilizados con el fin de adaptarlos a las demandas sociales con las famosas remasterizaciones. Eso incluye, entre otros aspectos, la duración, un apartado que ha cogido una gran relevancia en la actualidad.

Ahora mismo lo que mucha gente busca son juegos con partidas cortas, para poder conectarse y desconectarse casi cuando quieran. Por eso, hay muchas entregas que han mejorado este apartado con sus lanzamientos digitales, han incluido cuentas atrás o simplemente han acortado el tiempo de cada una de sus partidas.

Algunos juegos que se han acortado

En este pequeño repaso a juegos clásicos que se han acortado gracias a la llegada de la tecnología, podemos comenzar con juegos de mesa típicos.

En las versiones móvil del Monopoly, encontramos una manera cómoda y fácil de disfrutar de este histórico, con partidas mucho más cortas de lo normal. Al jugar contra la máquina todo va más rápido y pueden terminar en 20-30 minutos, incluso antes si eres un especialista o has entrado pronto en bancarrota, lo que contrarresta con esas eternas noches tirando los dados y comprando casas que normalmente se convertían sus partidas. Algo que también se puede extrapolar a todo un clásico como el Risk, al que la tecnología le ha ayudado a ser mucho más dinámico y algo más efímero.

Otro lugar en el que encontramos una mejoría clara de la velocidad del juego es en los casinos. Las slots o las ruletas ahora ofrecen en sus versiones online opciones de juego rápido, algo que también se puede encontrar en partidas de bingo tómbola 90, con premios muy altos para aquellos que canten bingo antes de la bola 37. Una vez acaba una partida no tienes que esperar a que se reparta el premio al ganador y se entreguen nuevos cartones para jugar la siguiente, sino que puede directamente comenzar una nueva en escasos segundos.

Por último, hay que destacar que los videojuegos también están entrando en esta tendencia, ya que cada vez es más frecuente encontrar modos de juego rápido, con cuenta atrás o contra el crono. Ejemplos como el Fortnite o Clash Royale, con muchísimo tirón, demuestran la teoría.

También se adaptan los medios

Esta adaptación al juego rápido y corto también se extiende a los dispositivos. Estos están sacando actualizaciones y nuevos sistemas operativos para poder ofrecer una mejor jugabilidad a sus usuarios y no quedarse atrás.

La batalla que tiene el sector gaming crea una competencia potente y que hace que se vayan mejorando unos a otros para llamar la atención de sus usuarios.

En resumen, la vida que llevamos hoy en día nos permite en cualquier momento poder acceder a nuestros juegos o pasatiempos favoritos cuando uno va en transporte público, está en una sala de espera o simplemente quiere pasar un buen rato en casa. Pero eso, a su vez ha llevado a la gente a demandar una mayor rapidez de estos y la posibilidad de poder cortar sus partidas casi cuando quieran sin perder sus avances.

Publicidad