Inicio Consumo ¿Por qué debería de contratar a una escort?

¿Por qué debería de contratar a una escort?

(KoolShooters / Pexels)

Son muchas las razones que te pueden llevar a contratar a una escort o puta. Bien puede ser que quieras probar una experiencia nueva, que necesites a una persona para que te haga compañía en algún lugar en particular, o que estés buscando pasar un momento agradable.

Sea cual sea la situación, hay muchas razones por las que contratar a una escort te será de gran utilidad y de seguro, que quieres volver a repetir.

Motivos para contratar a una escort

No importa en qué lugar del mundo te encuentres. Siempre tendrás opciones para contratar a una puta o escort.

Si te encuentras en España, en todo el país vas a ver opciones diferentes para estos casos. Por ejemplo, tienes en Salamanca escort de categoría para contratar sus servicios, así como en otras ciudades del país.

Algunos de los motivos o razones que te pueden llevar a contratar a una puta o escort son:

1.    Experimentar cosas nuevas

Las escort son chicas que no tienen ningún tipo de prejuicio. Es verdad que no todas ofrecen los mismos servicios. Pero eso te ayudará a probar experiencias sexuales diferentes a las que quizás has tenido hasta el momento con tus parejas.

Simplemente, tienes que asegurarte que la chica puede ofrecerte eso que quieres probar con lo que será importante hablar previamente para tener todo en claro y contar con una buena comunicación.

Además, tienes algo importante y es que no habrá ningún tipo de compromiso con lo que lo harás con total libertad y sin presión alguna.

2.    Llevar una acompañante a un evento

Si tienes que ir a un evento como puede ser una cena de empresa o una boda y no quieres ir solo, una excelente opción es contratar a una escort. Aquí tendrás que fijarte que se trate de una chica culta y que pueda mantener una buena conversación en todo momento.

Las chicas que tienen experiencia en este tipo de servicio saben perfectamente cómo llevar adelante una situación así y van a adaptarse al entorno en que se encuentren.

Ellas suelen ser carismáticas y te harán quedar bien ante cualquier familiar, amigo o personas de trabajo. Simplemente, tienes que dejar fluir y confiar en que hay buena química entre los dos y que será una gran acompañante.

3.    Tener un rato de compañía

En la actualidad, las relaciones de pareja se han vuelto muy difíciles. El estrés, la ansiedad y las crisis hacen que la estabilidad en la pareja requiera de mucho esfuerzo, por lo que puede llegar a ser algo complicado para muchas personas.

Si te encuentras en solitario, pero quieres tener compañía por un rato, contratar a una puta o escort podría ser una excelente opción. Será como una relación con fecha de caducidad a la que puedes acudir cuando lo necesites y así aliviar tu soledad o simplemente porque tienes ganas de pasar un rato agradable con otra persona.

Piensa que no solo se trata de servicios sexuales, sino que hay una parte humana que es la que muchos buscan y es el ser escuchados, el tener un apoyo y el sentirse deseado en todo momento.

4.    Aumentar la confianza

Hay muchos hombres que por distintas circunstancias no se encuentran en confianza consigo mismos. Puede ser porque tengan algún tipo de patología sexual, como puede ser una disfunción sexual o que hayan vivido alguna mala experiencia. El probar y experimentar con una puta o escort te ayudará a retomar esa confianza en ti mismo.

Sucede algo similar en los casos en que se está saliendo de una relación de mucho tiempo y aún no se está preparado para conectar emocionalmente con alguien. Aquí será importante para ir ganando confianza, en el hecho de tener intimidad con otra persona completamente diferente a tu pareja.

El ver cómo te sientes, cómo es el tener sexo con otra mujer, son cosas que vas a poder ver cuando estés con una escort profesional.

5.    Sin compromisos

Muchos hombres evitan el tener una pareja para no tener un compromiso estable con una persona que les pueda estar reclamando atención. Es mucho más fácil en este aspecto saciar sus ganas sexuales con una escort o puta profesional, que con otra persona.

Esto se debe principalmente a que aquí no se forma un vínculo amoroso, sino que es algo del momento. Por más que repitas en ciertas ocasiones con la misma, no habrá un vínculo como sí lo tendrías con una pareja ocasional.

Por supuesto que estas son algunas de las razones, pero no las únicas y todo dependerá de cada caso particular. Lo que sí queda claro es que contratar a una escort puede aportar muchas ventajas a tu vida.

Publicidad