Los quesos españoles que tienes que probar antes de morir

Queso de Cabrales

Quesos de cabra, oveja, curados, tiernos o viejos, cada uno tiene sus cualidades. Los de cabra suelen ser quesos más suaves y los favoritos entre los que les gusta cuidarse ya que son quesos más ligeros y con un contenido proteico mayor al resto. Los de oveja son los más abundantes y con un sabor y aromas más intensos. En cuanto al tiempo de curación y la elaboración, un queso más curado suele ser más potente y con una textura más dura, mientras que los quesos frescos o tiernos tienen una textura más cremosa, y sabor más suave. Aunque siempre hay excepciones por supuesto, la Torta del Casar es un queso cremoso con una potencia que tira para atrás.

Estos cinco quesos que os presentamos los hemos elegido por sus contrastes, con una cesta completa de cada uno de ellos se podría hacer una cata de quesos en toda regla.

1. Queso tierno de cabra Almassora (Castellón): Procedente de una pequeña quesería en el Municipio de Almazora en Castellón. Con una producción artesanal y prácticamente distribuida por las ciudades cercanas, los quesos de Almassora destacan por ser los favoritos de los expertos. Su queso tierno de cabra acumula nada menos que 3 medallas en los World Cheese Awards de los últimos 4 años, dos de plata y una de bronce. Un queso suave y aromático, de pasta blanda y textura cremosa.

2. Queso curado de oveja Almassora (Castellón): De la misma quesería de Castellón, presentamos a la estrella, el queso curado de oveja Almassora acumula 5 medallas en los World cheese awards en los últimos 5 años, incluyendo dos Super Oro, una de ellas como mejor queso de España y uno de los 16 mejores del mundo. Con una textura casi cremosa, aromas y sabores intensos y perfectos, este queso se gana a todo el que lo prueba.

3. Queso Manchego artesano viejo Pasamontes Oro (Ciudad Real): Elaborado por una de las queserías más antiguas y valoradas de La Mancha, el queso artesano viejo Pasamontes Oro es uno de los mejores Manchegos que se pueden encontrar. Con un sabor potente, casi picante, como manda su curación por encima de los 9 meses. Una joya para los amantes de los quesos fuertes. Este queso lo encontramos también en barrilitos del queso en aceite de oliva virgen extra, lo que le da aún más potencia.

4. Queso artesano de oveja Cerrato Chusco (Palencia): Elaborado con leche cruda de oveja, el Cerrato Chusco es la referencia de las Queserías Cerrato en Palencia, las cuales llevan abriéndose camino desde hace décadas a base del respeto a la tradición quesera de la zona. Este queso presenta unos aromas y sabor potentes, combinados con su pasta dura, al estilo Manchego, pero algo más suave que el anterior.

5. Queso artesano de oveja Cerrato Gran prestigio (Palencia): Elaborado también por las queserías Cerrato, este queso curado de oveja se diferencia del anterior en que para su producción se utiliza leche pasteurizada. Se podría decir que Cerrato Chusco es un queso más “salvaje”, Gran Prestigio es más comedido, pero ambos tienen la intensidad, textura y aromas perfectos, propios del mejor queso puro de oveja.

Y es pecado no haber probado el Queso de Cabrales

 

Loading...