Inicio Consumo Votación popular para la mayor revolución del Monopoly en 80 años

Votación popular para la mayor revolución del Monopoly en 80 años

MÁS INFORMACIÓN

  • Votación popular para la mayor revolución del Monopoly en 80 años



    La crisis financiera también te podrá arruinar en el Monopoly



  • El Monopoly fue un invento feminista y anticapitalista

  • Votación popular para la mayor revolución del Monopoly en 80 años



    Monopoly celebra sus 80 años con juegos con dinero real

Ocho simples fichas marcarán una revolución en el tradicional juego de mesa del Monopoly a partir del verano. Hasbro, la compañía propietaria de este mítico pasatiempo al que han jugado más de 1.000 millones de personas durante sus 82 años de historia, ha abierto una votación a través de su página web para que la gente vote sus ocho figuras preferidas de entre un total de 56 hasta el próximo 31 de enero. La iniciativa no busca cambiar la dinámica del juego, tampoco las reglas establecidas ni la cantidad de inmuebles que los jugadores pueden llegar a acumular durante la partida, sino la renovación de las fichas que conforman el Monopoly. A las ya tradicionales —como la carretilla, el coche de carreras o el perro— les han salido grandes competidores.

La compañía ha apostado en esta votación (denominada Taken Madness) tanto por símbolos más modernos del tipo emojis o hashtag, como por otros más clásicos, entre los que se encuentran unas gafas, un reloj o un zapato. También han tenido cabida animales extinguidos, como el Tiranosaurio Rex, objetos de coleccionismo (un gramófono) o complementos para el hogar (un patito de goma), todos ellos de color dorado.

El sistema de elección se completa paseando de forma interactiva por varias estancias de una casa virtual repleta de objetos. El usuario solo tiene que elegirlos a golpe de clic hasta sumar sus ocho fichas favoritas y cualquiera de ellos puede repetir su selección tantas veces como desee. Hasbro vuelve a repetir estrategia ya que en 2013 usó el mismo proceso por el que se decidió que la ficha del gato acabara sustituyendo a la mítica plancha, que solo recibió el 8% de los votos, por detrás de la carretilla y el zapato.

La compañía estadounidense dará a conocer las ocho figuritas ganadoras el próximo 19 de marzo, Día Mundial del Monopoly

En esta ocasión, la compañía estadounidense dará a conocer las ocho figuritas ganadoras el próximo 19 de marzo, Día Mundial del Monopoly. Todo apunta a que las nuevas incorporaciones sustituirán a las ya existentes en el próximo lanzamiento del famoso juego de mesa, previsto para el mes de agosto bajo el nombre de Monopoly Token Madness.

El Monopoly, comercializado en la década de los treinta, tiene su origen en otro pasatiempo de finales del siglo XIX creado por la estadounidense Elizabeth Magie y titulado El Juego del Terrateniente. El Monopoly estándar o tradicional ha tenido a lo largo del tiempo al menos 20 fichas, reducidas a ocho en la actualidad.

Un mercado, el de los juegos de mesa, que no para de crecer pese a la invasión de los videojuegos en el ocio de familias y particulares. Según la empresa de estudios de mercado NPD Group, la venta de juegos de mesa en España ha crecido un 20% en los primeros nueve meses de 2016. Se espera una facturación cercana a los 1.100 millones de euros gracias a que el día de Reyes coincidió en viernes y a un crecimiento estimado a finales del año pasado de alrededor del 6%. En el listado de productos más vendidos, la quinta posición la ocupaba el Monopoly, superado por el juego del Uno Básico, el V Cube 3, el Uno H20 To Go. El afamado cubo de Rubik 3×3 se colocó en primera posición.

En 2015, el Monopoly cumplió ochenta años tras su nacimiento en 1935. Ahora, la lucha por conocer qué nuevas figuras se incorporarán a uno de los juegos de mesa más vendidos de la historia tendrá en vilo a muchos de sus admiradores. Por fortuna, los jugadores más «clásicos» siempre podrán seguir disfrutando de las actuales fichas. Hasbro lanzó hace tiempo una edición de 16 figuras: la mitad de ellas tradicionales y la otra mitad nuevas, entre las que se incluían: un pingüino, una televisión, un pato de goma, el señor Monopoly, un reloj, una rueda, un coche de carreras y unas zapatillas de andar por casa con forma de conejo. Que comience el juego.