5 curiosidades sobre las musarañas

10

Muchas veces seguro que has oído la frase “¡Estás pensado en las musarañas!”. Es una frase de lo más popular que suele utilizarse cuando queremos referirnos a personas que están en un momento dado de lo más distraídas o pensando en sus cosas. Lo curioso del caso es que muchos de los que la usan no sabrían decirnos qué es realmente una musaraña si la tuviesen delante. Estamos ante un buen motivo para saber más de ellas ¿no?

Algunas características de las musarañas

Lo primero, es necesario saber que las musarañas son unos mamíferos placentarios pertenecientes a la familia Soricidae que tienen más de 300 especies conocidas, las cuales pertenecen a 23 géneros diferentes.

Todo ello hace que sean la que tiene una familia más grande del grupo de los insectívoros, donde podemos encontrar a animales de lo más curiosos, caso de los topos o almiquíes.

Las musarañas podemos encontrarlas en casi todo el mundo, salvo Australia o sitios pequeños como los polos y demás. Gran parte de las especies de musarañas son de tamaño pequeño, por lo que no son sencillas de ver en los bosques, que es su zona natural, aunque si que es factible verlos en ecosistemas de lo más diversos.

Curiosidades de las musarañas

1. Son unos animales que como curiosidad pierden los dientes de leche antes de nacer: esto hace que desde antes de venir al mundo ya cuentan con los dientes que van a ser los definitivos. Lo malo para ellas es que cuando sus dientes se desgastan, puede llegar en ocasiones a ser un serio impedimento para que el animal se alimente y llega incluso a provocarlas la muerte.
2. No dejan de comer durante todo el día: su tasa metabólica es bastante alta, lo que hace que tengan actividad diurna y nocturna, aunque tienen tendencia a estar más activas por la noche.
3. Se alimentan de pequeños insectos, arañas y gusanos: esta es la base de su alimentación, pero incluso tienen algunas especies venenosas que se dedican a capturar a algunos pequeños invertebrados.
4. No viven más allá de uno o dos años.
5. Son agresivas con los humanos: no son lo que se dice amistosas con los hombres, por lo que siempre es mejor mantenerse alejados de ellas.

Como puedes ver, las musarañas son unos animales que son unos animales que como decíamos al principio son unos grandes desconocidos más allá de la típica frase, ahora sabes un poco más de ellas.