Inicio Cosas que pasan ADN de 1.500 años revela el rostro del emperador Wu de China

ADN de 1.500 años revela el rostro del emperador Wu de China

Un estudio reciente ha revelado cómo el ADN de los restos de un emperador chino que vivió hace 1.500 años ha ayudado a los científicos a crear una aproximación facial y a descubrir lo que pudo haber causado su muerte.

Emperador Wu.

La reconstrucción facial final. A la derecha, el retrato de Wu en el Rollo de los Trece Emperadores. Crédito: Panxin Du et al., Current Biology, 2024.

El emperador Wu gobernó la dinastía Zhou del Norte desde el año 560 d.C. hasta su muerte en el 578 d.C., a los 36 años de edad. Es conocido por construir una fuerte presencia militar, pacificar a los turcos y lograr la unificación de su región tras derrotar a la dinastía Qi del Norte.

Sin embargo, lo que causó la muerte del emperador tan temprana ha sido motivo de debate durante mucho tiempo, con algunos historiadores preguntándose si fue envenenado por rivales y otros afirmando que falleció a causa de una enfermedad desconocida.

Ahora, el nuevo análisis de ADN ha confirmado que probablemente murió debido a complicaciones de un derrame cerebral.

Etnia xianbei

Los arqueólogos descubrieron originalmente la tumba de Wu en 1996. Contenía el esqueleto del gobernante, incluido un «cráneo casi completo», del cual los investigadores pudieron extraer su ADN para realizar un análisis genético.

«Nuestro trabajo dio vida a figuras históricas», dijo Pianpian Wei, coautor del estudio y profesor asistente en el Departamento de Patrimonio Cultural y Museología de la Universidad de Fudan en Shanghai. «Anteriormente, las personas tenían que depender de registros históricos o murales para imaginar cómo eran las personas antiguas».

Reconstrucción facial a partir de un escaneo 3D del cráneo del emperador. Crédito: Panxin Du et al., Current Biology, 2024.

Esa imagen es la de un hombre con ojos marrones, cabello negro y tez oscura, similar a los asiáticos del norte y del este en la actualidad. El estudio también confirmó que Wu era étnicamente xianbei, un grupo nómada que vivía en lo que ahora es Mongolia y en partes del norte de China. El análisis de ADN reveló que los xianbei migraron al sur hacia el norte de China y se mezclaron con personas que eran étnicamente chinas han.

«Representa una pieza importante de información para comprender cómo se dispersaron los antiguos en Eurasia y cómo se integraron con la población local», dijo en un comunicado Shaoqing Wen, coautor del estudio y estudiante de doctorado en ciencias arqueológicas en la Universidad de Fudan.

Geografía histórica considerada para el estudio. Abajo, mapa de mausoleo y tumba del emperador Wu. Crédito: Panxin Du et al., Current Biology, 2024.

«Algunos académicos dijeron que los xianbei tenían apariencia “exótica”, como barba espesa, puente nasal alto y cabello amarillo. Nuestro análisis muestra que el emperador Wu tenía características faciales típicas del este o noreste de Asia», añadió.

Emperador con afasia

El nuevo análisis concuerda con los registros históricos que describían a Wu como teniendo «afasia (una incapacidad para entender o expresar el habla debido a daño cerebral), párpados caídos y una marcha anormal, posibles síntomas de un derrame cerebral», según el comunicado.

Los investigadores planean continuar su análisis estudiando a las personas que una vez vivieron en Chang’an, una antigua ciudad en el noroeste de China. El asentamiento sirvió como la capital de los emperadores chinos durante miles de años y fue el extremo oriental de la Ruta de la Seda, una ruta comercial crucial que existió desde el siglo II a.C. hasta el siglo XV.

Los resultados del estudio del ADN del emperador Wu han sido publicados en la revista Current Biology.

Fuente: Cell/LiveSci. Edición: MP.