Inicio Cosas que pasan Astrónomos dicen que han encontrado la galaxia más distante jamás observada

Astrónomos dicen que han encontrado la galaxia más distante jamás observada

Nuevos datos provenientes del telescopio espacial James Webb han permitido a los astrónomos de Edimburgo localizar la galaxia más distante jamás encontrada… hasta ahora.

Una imagen en color de CEERS-93316, una galaxia descubierta a 35 mil millones de años luz de la Tierra.

El mes pasado te informábamos sobre dos candidatas a galaxias más lejanas detectadas bajo el mismo lente que rompieron el récord, GLASS-z11 y GLASS-z13, ubicadas respectivamente a 400 y 300 millones de años después del Big Bang.

La nueva poseedora del récord, empero, es  más alucinante aún. Descubierta en la oscuridad del universo primitivo, representa un tiempo de solo 235 millones de años después del Big Bang —prácticamente un parpadeo cósmico, en el contexto de la edad del universo de 13.800 millones de años—.

El hallazgo de la candidata a galaxia, llamada CEERS-93316, marca el comienzo de algo maravilloso: los ojos infrarrojos de Webb están listos para abrirse de par en par para acercarnos al comienzo de los comienzos, al amanecer cósmico (cuando las estrellas y galaxias nacieron).

Los primeros mil millones de años después del Big Bang son de gran interés para los cosmólogos. Durante este tiempo, la sopa cuántica caliente que llenó el cosmos de alguna manera se las arregló para formar todo: materia y antimateria y materia oscura, estrellas y galaxias y polvo.

Según el astrofísico Callum Donnan de la Universidad de Edimburgo, quien lideró el equipo autor del hallazgo, CEERS-93316 tiene que estar al menos bastante cerca de una de las primeras galaxias.

El equipo descartó otras posibles explicaciones para el tenue resplandor rojo, y su análisis sugiere que la formación de estrellas en la galaxia candidata tuvo que haber comenzado en algún momento entre 120 y 220 millones de años después del Big Bang.

Sin embargo, para confirmar la identidad del objeto, será necesario realizar observaciones espectroscópicas de seguimiento. Con suerte, esto confirmaría el corrimiento al rojo; a partir de ahí, el objeto podría convertirse en objeto de un estudio más detallado y ayudar a construir un censo de objetos del universo primitivo.

Si CEERS-93316 es una galaxia, probablemente no usará la faja de la galaxia más distante de la historia por mucho tiempo. Incluso si CEERS-93316 no resulta ser una galaxia tan distante, las probabilidades son buenas de que no tendremos que esperar mucho para que Webb muestre un objeto que lo sea.

La investigación se envió a Monthly Notices of the Royal Astronomical Society y está disponible en arXiv.

Fuente: Universidad de Edimburgo/SciAl. Edición: MP.

Publicidad