Inicio Cosas que pasan Bola de fuego verde es captada en el cielo antes de estrellarse...

Bola de fuego verde es captada en el cielo antes de estrellarse en el lago Ontario

¡Atención buscadores de rocas espaciales! Algunos pequeños trozos pueden haber impactado la tierra en la costa sur del lago.

Esta exposición de 30 segundos del cielo nocturno muestra una bola de fuego verde que se dirige hacia el lago Ontario, cerca de la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Crédito: Dereck Bowen.

A las 3:00 a.m. (EST) del pasado 19 de noviembre, una bola de fuego verde brillante cruzó el cielo sobre el noreste de los Estados Unidos y el sureste de Canadá. Los testigos informaron haber visto un objeto parecido a un helicóptero que navegaba silenciosamente por el aire antes de iluminar grandes franjas de la noche como un enorme relámpago. Después de unos 10 segundos, se había ido.

Este brillante bólido era un pequeño meteoro, detectado por los astrónomos solo tres horas antes de que atravesara la atmósfera de la Tierra, se incendiara y se rompiera en cientos de pedazos. La mayoría de esas piezas probablemente se estrellaron directamente contra el lago Ontario, aunque algunos pequeños trozos pueden haber impactado la tierra en la costa sur del lago, según la NASA.

Imagen compuesta de firmas de radar de donde cayeron los fragmentos del meteorito, en la orilla del lago Ontario. Crédito: NASA.

Siete observatorios en todo el mundo detectaron al meteorito hacer su inmersión mortal temprano en la mañana, y al menos 59 personas en Nueva York, Maryland, Pensilvania y la cercana provincia de Ontario, Canadá, informaron haber visto el bólido en la base de datos de observación de meteoritos de la Organización Internacional de Meteoros.

Un testigo —Dereck Bowen de Brantford, Ontario (una ciudad ubicada a unos 97 kilómetros al oeste de la frontera con Nueva York)—, logró capturar el descenso de la bola de fuego con una cámara GoPro configurada para registrar automáticamente el cielo por la noche. Una espectacular exposición del cielo de 30 segundos muestra el momento en que el meteorito se elevó por encima, con el rastro verde brillante de la roca cayendo hacia la Tierra e iluminando las nubes a su alrededor.

Otra cámara instalada fuera de la cercana Torre CN —una torre de comunicaciones de 553 metros de altura en Toronto—, también capturó el paso brillante del meteorito a través del cielo.

La bólido del 19 de noviembre —ahora oficialmente llamado 2022 WJ1—, probablemente era un pequeño asteroide que no medía más de 1 metro de diámetro. Cuando las rocas espaciales como estas ingresan a la atmósfera de la Tierra, se calientan y disminuyen la velocidad debido a la intensa fricción, produciendo una estela visible de luz ardiente detrás de ellas. Dependiendo de la composición de un meteoro, también puede brillar de color verde mientras cae hacia su destino.

Los bólidos generalmente se consideran inofensivos, ya que la mayoría de sus piezas se queman en la atmósfera antes de impactar en la Tierra. Sin embargo, puede haber algunas raras excepciones. El 5 de noviembre, un hombre en California afirmó que una bola de fuego incendió su casa después de que apareciera en el cielo momentos antes. Los expertos del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California todavía están investigando la causa del incendio.

Fuente: Live Science. Edición: MP.

Publicidad