Inicio Cosas que pasan Cámara de Representantes aprueba ley para crear una Oficina OVNI

Cámara de Representantes aprueba ley para crear una Oficina OVNI

La Cámara ha votado para aprobar la Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal 2022 con un amplio apoyo bipartidista. El proyecto de ley, que establece las pautas para la política de defensa, autoriza el gasto en línea con las prioridades del Pentágono, incluyendo la creación de una oficina exclusiva para estudiar los ovnis.

Tres meses después de que el Pentágono publicara su muy esperado —aunque escaso— informe al Congreso sobre los Fenómenos Aéreos No Identificados (UAPs), el gobierno de los Estados Unidos ha dado el primer paso para establecer una oficina permanente cuya única meta sea investigar el tema «abiertamente».

La disposición forma parte de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) de 2022 de la Cámara de Representantes, y fue aprobada ayer (23 de septiembre) por 316 votos afirmativos contra 113 negativos.

Como siguiente paso, el Senado deberá aprobar su propia versión del proyecto de ley, y luego las dos cámaras resolverán las diferencias en los próximos meses en un comité de conferencia.

Capturar o explotar

La nueva oficina «llevará a cabo, en todo el departamento, la misión que actualmente realiza el provisorio Grupo de Trabajo de Fenómenos Aéreos No Identificados», señala una sección de menos de cinco páginas (Sección 1652 de H.R.4350) en la NDAA, que fue agregada y presentada por el Rep. Rubén Gallego, un veterano de combate del Cuerpo de Marines.

Entre otras cosas, figuran los siguientes puntos:

  • Desarrollar procedimientos para sincronizar y estandarizar la recopilación, notificación y análisis de incidentes relacionados con fenómenos aéreos no identificados en todo el Departamento de Defensa.
  • Desarrollar procesos y procedimientos para asegurar que tales incidentes de cada departamento militar sean reportados e incorporados en un repositorio centralizado.
  • Establecer procedimientos para exigir la notificación oportuna y coherente de tales incidentes.
  • Evaluar los vínculos entre fenómenos aéreos no identificados y gobiernos extranjeros adversarios, otros gobiernos extranjeros o actores no estatales.
  • Evaluar la amenaza que representan tales incidentes para Estados Unidos.
  • Coordinar con otros departamentos y agencias del Gobierno Federal, según corresponda.
  • Coordinar con los aliados y socios de los Estados Unidos, según corresponda, para evaluar mejor la naturaleza y el alcance de los fenómenos aéreos no identificados.

La sección también propone que la nueva oficina UAP entregue un informe al Congreso una vez al año durante el próximo lustro e incluso proporcione «una actualización de cualquier esfuerzo en curso sobre la capacidad de capturar o explotar fenómenos aéreos no identificados descubiertos».

Esta noticia sigue la frenética saga iniciada a finales de 2017, cuando se filtró la existencia de un grupo secreto del Pentágono para estudiar los ovnis y videos relacionados. La presión pública resultante ha desembocado no solo en un reconocimiento de los encuentros fidedignos con ovnis —aunque sea bajo la excusa de potencial amenaza nacional—, sino también en una amplia difusión por parte de los medios masivos y la salida a la palestra de testigos de alto nivel —entre ellos pilotos— de estos no identificados.

Fuente: DM. Edición: MP.

Publicidad