Castilla y León (PP) se levanta contra el impuesto a los refrescos azucarados del Gobierno

El procurador popular Óscar Reguera Acevedo ha defendido que el objetivo de esta PNL es respaldar a los agentes del sector azucarero y remolachero en la Comunidad, tras lo que, a la espera de conocer más detalles sobre el gravamen, ha destacado que la pretensión del mismo es “recaudar unos 200 millones” y “velar por la salud”, algo que, a su juicio, “no parece tan evidente”.

Así, Reguera ha reseñado que “este tipo de impuestos donde se han implantado han provocado una reducción del consumo, mientras que, lo que no está tan claro, es que se haya reducido la diabetes o la obesidad infantil”.

De este modo, el voto de los grupos han dado el respaldo también a la petición de que esta propuesta de impuesto sea sustituida por campañas informativas y educativas dirigidas a reducir consumos abusivos de estos productos y promover una alimentación más saludable en colaboración con el sector remolachero-azucarero.

“Por qué no se acompaña el impuesto con otro tipo de rebajas fiscales que incentive aquellos productos saludables”, se ha preguntado el procurador popular, quien ha reconocido que el impuesto que pretende crear el Gobierno afecta a un sector estratégico que ha hecho un “gran trabajo” por la “reestructuración”. Así, el procurador popular ha insistido en que si lo que se pretende es proteger la salud habrá que hablar más de campañas de formación y concienciación sobre hábitos saludables sin dañar a un sector generador de “actividad , economía y desarrollo”.

El procurador de Ciudadanos, David Castaño Sequeros, ha argumentado el voto en contra de su grupo a esta Proposición No de Ley del PP. Así, Castaño Sequeros ha iniciado su intervención desde la tesis de que este impuesto se impondrá en toda la UE, por lo que sería conveniente que se hiciera de una forma “armonizada”. No obstante ha lamentado la “incoherencia” del mensaje lanzado por el PP, ya que, a su juicio, si se crea este impuesto la industria intentará bajar el nivel de azúcar en la bebidas.

Castaño Sequeros ha lamentado que los populares se posicionen ahora en contra de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud y ha acusado a Reguera de llevar a las cortes un discurso “a la Trump”, es decir, “vacío de contenido”, tras lo que ha recordado que el azúcar que se produce en la Comunidad es “altamente refinado”, lo que supone que el 90 por ciento se destine a la mesa y “prácticamente nada” a bebidas azucaradas.

Loading...