Cómo aumentar el deseo sexual

8

El estrés y el ritmo frenético que llevamos a diario hacen que nuestras relaciones sexuales se reduzcan y pierdan intensidad. El desgaste de los años con una misma pareja es otra de las razones de esta situación.

Pero, aumentar el deseo sexual es posible con diversas técnicas y acciones que no cuestan nada. Regar la relación pasa por ser activos en la cama. Te contamos cómo.

Maneras de aumentar nuestra líbido

Fomentar la comunicación en la pareja

Hablar de lo que nos pasa es bueno para saber por qué un día dejamos de practicar sexo. Fomentar la comunicación y crear toda clase de situaciones para que deseemos a la otra persona es fácil. Un poco de música sensual, bañarnos juntos, cenar algo especial…

Reducir el estrés

Sin duda, el estrés es un factor esencial para frenar no solamente las relaciones sexuales sino también muchas otras cosas. El mal del siglo XXI se puede erradicar con la meditación y practicando diversas acciones para relajarnos. Para liberar tensiones haremos masajes, sesiones de meditación, yoga, aprenderemos a respirar, saldremos a pasear y descansaremos las horas suficientes para estar activos.

Alimentos afrodisiacos

Aunque no es algo que esté demostrado científicamente sí hay algunos alimentos que activan la serotonina, la hormona de la felicidad y nos hacen estar más activos. También se dice de algunos alimentos son afrodisiacos y con ello se aumenta el deseo sexual. Podemos citar el chocolate, el aguacate, la miel, el vino tinto, la canela, el plátano o el marisco.

Ejercicio físico

Parece que si realizamos ejercicio físico estaremos más cansados y sin ganas de nada, pero sucede lo contrario. Es decir, llevar una vida saludable nos da energía y nos pone a tono para afrontar toda clase de situaciones. Las personas que practican deporte segregan más testosterona, y están activamente más sexuales, así se mejora la circulación sanguínea de la zona pélvica y genital, aumentamos la flexibilidad, reducimos el estrés y relajamos la musculatura.

Uso de plantas medicinales

Determinadas plantas nos ayudan a reactivar nuestra vida sexual, básicamente porque nos relajan y consiguen a la vez aumentar nuestra energía. Es el caso del ginsen, del que se dice que permite obtener mayores erecciones en los hombres.