Inicio Cosas que pasan Compañía comenzará a probar globos para que sus clientes puedan ver la...

Compañía comenzará a probar globos para que sus clientes puedan ver la curvatura de la Tierra

¿Alguna vez has deseado ver la belleza de nuestro planeta desde la frontera del espacio, pero no estás muy entusiasmado con pagar una fortuna para subirte a un explosivo cohete? ¿O eres acaso un terraplanista dubitativo? Estás de suerte: la compañía Space Perspective promete llevarte allí arriba para que tengas la experiencia de tu vida y veas nuestro mundo en todo su esplendor.

Space Perspective.

La ilustración artística de Spaceship Neptune muestra la luz del amanecer filtrándose a través de sus grandes ventanas. Crédito: Space Perspective.

La empresa con sede en Titusville, Florida, acaba de completar el ensamblaje de la cápsula de su nave espacial Neptune, la cual utilizará para comenzar una serie de vuelos de prueba de su sistema de ascenso patentado «SpaceBalloon». Si todo va sin problemas durante los vuelos de prueba del vehículo, la compañía espera comenzar a llevar personas al borde del espacio a finales de este mismo año.

Eso sí, a pesar de su nombre, con este globo no llegarás al espacio, que técnicamente comienza a los 100 kilómetros de altura, en la llamada línea de Kármán. En su lugar, la cápsula colgada de un globo llegará a los 30 kilómetros de altura, en plena estratósfera. Esto es más del doble de la altura a la que vuelan los aviones comerciales y lo suficientemente elevado como para apreciar nuestro planeta desde una perspectiva que podría considerarse «espacial», tanto como para ver la curvatura de la Tierra claramente.

La vistas espectaculares tendrán lugar a través de lo que la compañía define como «las ventanas más grandes jamás enviadas» a tal altura y un interior espacioso para que los humanos a bordo estén cómodos.

Space Perspective fue fundada por los directores ejecutivos Taber MacCallum y Jane Poynter, quienes también cofundaron Paragon Space Development Corp. Los sistemas de soporte vital y control térmico de Paragon se han incluido en los diseños de todas las naves espaciales con capacidad humana que Estados Unidos ha enviado al espacio, y ahora la pareja está utilizando sus más de 40 años de experiencia en la industria aeroespacial para ofrecer a las personas una forma más accesible de ver la Tierra como nunca antes.

«Definitivamente tenemos a los expertos mundiales haciendo esto», dijo Poynter en una entrevista con el medio especializado Space.com. «Estamos completamente enfocados. Nos centramos en lograr vuelos comerciales de la manera más eficiente y completamente segura y rápida posible».

¡Excélsior!

Space Perspective ha nombrado a su primera cápsula Spaceship Neptune «Excélsior» (del latín, ‘siempre hacia arriba’), en un guiño a un programa de vuelo en globo de gran altitud conocido como Proyecto Excélsior, pionero por Joe Kittinger a finales de la década de 1950.

Excélsior pesa un poco más de siete toneladas y será elevada al borde de la atmósfera terrestre por un globo que se extiende más de 183 metros. A diferencia de otras naves con tripulación, diseñadas y conformadas para una reentrada atmosférica ardiente, esta cápsula estratosférica tiene una carcasa de fibra de carbono construida en forma de esfera, con un diámetro de 4.9 metros.

El diseño interior del modelo tripulado Spaceship Neptune incluye alojamientos para ocho pasajeros —o «exploradores», como Space Perspective llama a sus clientes— y un capitán que actúa como anfitrión para el lujoso ascenso a la cima del mundo. Dentro de la cápsula, sillas acolchadas se encuentran en filas cortas en lados opuestos, mirando hacia afuera para contemplar el planeta a través de las altas ventanas de la nave. El área central de la cápsula está mayormente vacía, permitiendo a los pasajeros espacio para estirar las piernas, e incluye una estación de bar e incluso un baño, al que Space Perspective se refiere como un «spa».

¿Cuánto durará la experiencia?

La duración total del vuelo, incluyendo el ascenso y descenso, lleva aproximadamente seis horas y puede desplazar la cápsula varios cientos de kilómetros desde el punto de despegue. Debido a esto, Space Perspective utilizará embarcaciones de recuperación separadas para recoger las cápsulas amerizadas en unos 15 minutos después de la caída. Los mismos ingenieros que diseñaron el sistema de recuperación Dragon para los barcos de SpaceX son responsables del hardware de recuperación a bordo de los barcos de Space Perspective.

Al igual que las cápsulas Dragon de SpaceX, las de Spaceship Neptune están diseñadas para ser reutilizables y vuelan principalmente de manera autónoma. O bien, la cápsula puede ser operada de forma remota desde la sala de control de misiones de Space Perspective, ubicada en una de las tres instalaciones adyacentes de la empresa en Titusville. Aunque los controles de navegación son limitados en los vuelos en globo, los operadores de la misión pueden monitorear las condiciones del vuelo e intervenir en el ascenso y descenso del vehículo cuando sea necesario. Los capitanes de vuelo pueden acceder a esos mismos sistemas a bordo y también pueden tomar el control en caso de alguna emergencia, situación que la compañía ha hecho todo lo posible por evitar.

¿Cuánto costará?

Los boletos para un viaje a bordo de Spaceship Neptune actualmente cuestan $125.000, pero la compañía tiene planes de hacer ese precio más accesible.

«En el futuro, tenemos planes de construir una cápsula más grande para más personas, de modo que podamos ofrecer tanto una experiencia más exclusiva con un grupo más pequeño de personas, como para grupos más grandes a un precio probablemente reducido. En algún punto muy por debajo de los $100.000», detalló Poynter.

Fuente: Space.com. Edición: MP.