Compañía privada colocará una antena de telefonía móvil en la Luna

En un futuro no muy lejano, cualquier astronauta que camine sobre la Luna podrá usar su smartphone para llamar a casa.

Alina.

Alina.

En 2018, la compañia startup alemana Part Time Scientists planea enviar una nave junto con un par de rovers al sitio donde alunizó el Apolo 17 (lanzada en 1972, esta fue la última misión tripulada de la NASA a la Luna).

En lugar de utilizar un complejo sistema de telecomunicaciones para enviar los datos de los rovers a la Tierra, el proyecto se valdrá de la tecnología LTE —el mismo sistema usado en nuestro planeta para las comunicaciones de teléfonos móviles—.

«Estamos cooperando con Vodafone, operador multinacional de telefonía, con el objetivo de posicionar estaciones LTE en la superficie lunar», dijo Karsten Becker, quien está a cargo del desarrollo e integración electrónica de Part Time Scientists.

Actualmente, la startup tiene un contrato con Space X para llevar su proyecto al espacio en un cohete Falcon 9 a lanzarse el próximo año y convertirse así en la primera entidad privada en alcanzar la superficie de la Luna. Y es que Becker ha declarado que no cree que ninguno de los participantes del Google Lunar X Prize cumpla con el plazo estipulado para diciembre de 2017 (la misma Part Time Scientists se retiró de la competencia a principios de este año debido a las limitaciones temporales).

Falcon 9 cargará la nave del equipo alemán, llamada Alina, hasta la órbita de transferencia geoestacionaria —una órbita elíptica cuyo punto más alto está a 42.000 km sobre la superficie de la Tierra—. Desde allí, Alina continuará por sí misma hacia la Luna.

El modelo de rover Lunar Quattro fue eliminado de la competencia de Google X Prize. Sin embargo, PTScientists lo llevará a la Luna gracias al auspicio de Audi.

El modelo de rover Lunar Quattro fue eliminado de la competencia de Google X Prize. Sin embargo, PTScientists lo llevará a la Luna gracias al auspicio de Audi.

«Alunizaremos suavemente y desembarcaremos nuestros dos rovers, los cuales se dirigirán hacia el Apolo 17», explica Becker. «Los dos rovers son, esencialmente, teléfonos móviles que comunicarán nuestro stream de video a Alina, que oficiará como estación LTE y nos remitirá los datos».

«Usar la moderna tecnología LTE para transmitir nuestros datos será más eficiente energéticamente que una comunicación directa con la Tierra. Adicionalmente, esto resolverá el problema de tener que apuntar las antenas de los rovers en el irregular terreno lunar», agrega.

No obstante, debido a las extremas temperaturas de la noche selenita, Part Time Scientists no espera que Alina y los rovers sobrevivan mucho tiempo. Esto no impedirá ganar experiencia en esta primera incursión, que luego servirá para una subsecuente misión destinada a establecer una infraestructura de telecomunicaciones permanente en la superficie de la Luna.

Según ha informado Becker, la compañía alemana planea una segunda misión para el año 2020. La meta en tal ocasión será instalar terminales LTE diseñadas para sobrevivir al duro ambiente lunar por extensos periodos de tiempo. Terminales que en un futuro tal vez sirvan a aquellos primeros colonos de la Tierra.

Loading...