Inicio Cosas que pasan Cuatro posibles escenarios con supercontinentes terrestres futuros

Cuatro posibles escenarios con supercontinentes terrestres futuros

Aunque no sabemos a ciencia cierta cómo será la Tierra del futuro, sí que tenemos ideas sobre la formación de supercontinentes terrestres dentro de varios millones de años.

Sabemos que hace varios miles de años la Tierra estaba formada por enormes supercontinentes, especialmente célebre entre ellos es Pangea, aunque no fue el único que existió.

Bajo la superficie terrestre, encontramos una serie de capas tectónicas que se mueven y chocan entre ellas provocando lo que conocemos como terremotos, erupciones volcánicas y formaciones naturales como montañas, cordilleras, etc.

Pero, si nos vamos a un escenario 200 millones de años en el futuro, ¿serán los continentes terrestres igual que ahora? Rotundamente no, igual que no lo fueron hace 300 millones, cuando todos estaban unidos en el gigantesco Pangea.

Posibles supercontinentes terrestres futuros

Hoy día, científicos de las Universidades de Lisboa y Bangor han hecho público un estudio en el que encuentran cuatro posibles escenarios, y a todos ellos les han puesto nombre. Veamos de qué va cada uno.

Una posibilidad sería una especie de Novopangea, donde se cerraría el Océano Pacífico mientras el Atlático se expandiría, uniendo la Antártida con América y también cono Eurasia y África.

Un segundo escenario contempla la creación de Pangea Última, en el que el Atlántico, que hoy se abre y expande, cesaría este proceso, por lo que América se uniría con Europa y África y el continente estaría rodeado por un inmenso Pacífico.

Si los océanos en realidad se desarrollan en zonas de subducción donde se hunden partes de su fondo, entonces sería un nuevo océano lo que estaría en camino, el mismo que reemplazaría la zona asiática. En el centro se ubicaría un gran continente con Asia y América en su cénit y el resto uniéndose progresivamente como un gran rompecabezas. Este sería Aurica.

Finalmente, encontramos Amasia, que solo tendría lugar si África y Australia se siguen moviendo hacia el norte. Si siguen en esa dirección los continentes exceptuando la Antártida, todos acabarían por unirse en un megacontinente en el polo norte y sus alrededores.

De todas estas opciones, parece ser que, a tenor de lo que afirman los científicos, Novopangea sería el escenario más probable y la que tiene más posibilidades de ser una realidad. Sea como fuere, son opciones muy de futuro, por lo que hasta ese momento, habrá pasado de todo en la Tierra, desde posibles colisiones con meteoritos a grandes cambios climáticos y extinciones masivas, por lo que no nos debe preocupar demasiado.