Inicio Cosas que pasan Dos capas de hielo perenne en el Ártico desaparecen debido al calentamiento...

Dos capas de hielo perenne en el Ártico desaparecen debido al calentamiento global

Cumpliendo predicciones fijadas en 2017, capas de hielo en la bahía de St. Patrick de la isla de Ellesmere, en el confín norte de Canadá, han desaparecido por completo este año, en un proceso producto del calentamiento global.

En 2017, los científicos del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo (NSIDC) compararon los datos satelitales de 2015 con fotografías aéreas de 1959 y detectaron que entre 1959 y 2015 las capas de hielo se habían reducido a solo el 5 % de su área anterior, algo que fue potenciado más tarde a causa de un verano ártico especialmente cálido en 2015. Entonces predijeron que, en aproximadamente 5 años, el deshielo sería completo.

Ahora, el Radiómetro de Emisión y Reflexión Térmica Avanzada de la NASA (ASTER) ha confirmado el cumplimiento de la predicción científica. En las imágenes satelitales de este julio las capas de hielo ya no están allí.

Mark Serreze, director del NSIDC, profesor de Geografía en la Universidad de Colorado en Boulder, lamentó la desaparición de estas capas de hielo que tuvo la oportunidad de visitar en 1982, cuando era estudiante.

«Cuando visité esas capas de hielo por primera vez, parecían un elemento permanente del paisaje. Verlas morir en menos de 40 años me deja sin palabras (…) No quedan más que algunas fotografías y muchos recuerdos», dijo Serreze.

«Fue como ver a un amigo enfermo siendo consumido lentamente por una terrible enfermedad. Sabía que se acercaba el final, pero igualmente no podía estar completamente preparado para ello. El cambio climático es muy, muy real y, como siempre se predijo, el Ártico está liderando el camino», comentó el científico.

Mark Serreze estudiando las capas de hielo en 1982.

Estas capas de hielo eran la mitad de un grupo de pequeñas capas en la meseta de Hazen, que se formaron y probablemente alcanzaron su máxima extensión durante la Pequeña Edad de Hielo, quizás hace varios siglos. Los casquetes de hielo de Murray y Simmons, que constituyen la segunda mitad de los casquetes de hielo de la meseta de Hazen, se encuentran en una elevación más alta y, por lo tanto, les está yendo mejor, aunque los científicos predicen que su desaparición también es inminente.

«Hace tiempo que sabemos que a medida que el cambio climático se afianza, los efectos serían especialmente pronunciados en el Ártico». Pero la muerte de esas dos pequeñas capas que una vez conocí tan bien ha hecho que el cambio climático sea muy personal. Todo lo que queda son algunas fotografías y muchos recuerdos», concluyó Serreze.

Fuente: NSIDC. Edición: RT/EP.