Inicio Cosas que pasan El cambio climático podría abrir «ríos en el cielo» sobre el este...

El cambio climático podría abrir «ríos en el cielo» sobre el este de Asia

Los ríos atmosféricos traerán verdaderos diluvios sobre el este de Asia debido al calentamiento global.

Crédito: Photo by Tom Strecker.

Sabemos que la crisis climática ya está teniendo un efecto profundo en los sistemas climáticos globales, alterando las temperaturas, las precipitaciones, los patrones de viento y más, y un nuevo estudio predice posibles inundaciones en las partes montañosas del este de Asia en el futuro.

La lluvia torrencial será provocada por los ríos atmosféricos, predicen los científicos. Estos corredores angostos de humedad concentrada pueden causar inundaciones rápidamente cuando golpean una barrera como una cadena montañosa, liberando grandes cantidades de agua en un corto espacio de tiempo.

Según los modelos de los investigadores, los eventos de lluvia en el este de Asia serán más frecuentes y más severos en las próximas décadas a medida que el planeta se calienta. Se transportará más agua por el aire y caerán más precipitaciones sobre el suelo.

Un escaneo de radar que muestra el movimiento atmosférico del río. Crédito: Y. Kamae et al., AGU, 2022.

«Encontramos que tanto el transporte de vapor de agua relacionado con los ríos atmosféricos como las precipitaciones se intensifican en las laderas sur y oeste de las montañas del este de Asia en un clima más cálido», escriben los investigadores en su artículo publicado. «Los ríos atmosféricos traerán lluvias extremas sin precedentes sobre el este de Asia debido al calentamiento global».

En términos generales, los ríos atmosféricos recogen la humedad de las zonas más cálidas y la depositan en las regiones más frías. Sus movimientos están controlados por cambios en el viento y la temperatura —justo el tipo de cambios que puede provocar el cambio climático—.

Cuando se trata de regiones como Japón, Taiwán, el noreste de China y la península de Corea, la precipitación podría alcanzar niveles récord, informa el estudio. La mayor parte de la lluvia caerá en las laderas del suroeste de los Alpes japoneses.

Inundaciones mortales

Para llegar a sus conclusiones, los científicos realizaron simulaciones basadas en datos meteorológicos recopilados desde 1951 hasta 2010, modelando esos datos hasta el año 2090 y asumiendo un aumento de la temperatura en línea con los escenarios más extremos del cambio climático.

«Utilizamos simulaciones de modelos de circulación atmosférica global de alta resolución, así como simulaciones de reducción de escala de modelos climáticos regionales», explica el científico ambiental Yoichi Kamae de la Universidad de Tsukuba en Japón.

Alpes japoneses. Crédito: Leo Mendes.

Ha habido muchas investigaciones previas sobre estos ríos atmosféricos, pero aún no está del todo claro cómo cambiarán estas bandas de humedad a medida que lo haga el clima, especialmente porque su comportamiento está determinado por las características topológicas y los movimientos de aire más cálido y más frío.

Para algunas regiones, el aumento de las precipitaciones será un beneficio; para otras, las condiciones climáticas extremas podrían causar inundaciones peligrosas y potencialmente mortales. Este es solo el vínculo más reciente entre el cambio climático y una frecuencia cada vez mayor de fenómenos meteorológicos extremos.

Inundación en Tainan, sur de Taiwán. Crédito: CNA.

Los investigadores dicen que el modelo también podría aplicarse a otras áreas donde podrían desarrollarse ríos atmosféricos. Si bien queda mucha incertidumbre, parece probable a partir de este y otros estudios que ciertas partes del mundo verán muchas más lluvias en las próximas décadas.

«Nuestros hallazgos probablemente también sean aplicables a otras regiones de latitudes medias donde las interacciones entre los ríos atmosféricos y las montañas empinadas juegan un papel importante en la precipitación, como en el oeste de América del Norte y Europa», dice Kamae. «Estas regiones también pueden experimentar precipitaciones extremas más frecuentes e intensas a medida que el clima se calienta».

La investigación ha sido publicada en Geophysical Research Letters.

Fuente: Universidad de Tsukuba/SciAl. Edición: MP.

Publicidad