El campo magnético de Urano funciona como un interruptor de luz

Un nuevo estudio del «gigante helado» sugiere que su magnetosfera, la región definida por el campo magnético y el material atrapado dentro de él, se enciende y apaga como un interruptor de luz todos los días mientras gira junto con el planeta.

Imagen de Urano tomada por la sonda Voyager 2 en enero de 1986. Crédito: NASA/JPL.

Imagen de Urano tomada por la sonda Voyager 2 en enero de 1986. Crédito: NASA/JPL.

Es conocido que el plano del ecuador de Urano está inclinado con respecto a su plano orbital en un ángulo de 98°, es decir, el planeta gira como acostado de lado. Esto provoca consecuencias graves. Si los otros planetas del Sistema Solar son similares a una peonza, Urano es más como una bola rodante. Esto afecta al día y la noche en el planeta, así como a su campo magnético.

La magnetosfera de la Tierra se organiza alrededor de los polos norte y sur. Por otra parte, si estos polos se intercambian de repente, el planeta podría enfrentarse a un verdadero desastre. Y en Urano, una catástrofe similar ocurre cada día. El estudio reciente del Instituto de Tecnología de Georgia muestra que el campo magnético de Urano gira con el planeta, por lo que está cambiando sus polos diariamente.

Los investigadores utilizaron modelos numéricos para simular la actividad del campo magnético de Urano y descubrir algunos de sus misterios, incluyendo la manera en que permite o bloquea el viento solar.

La reconexión magnética es una razón de las auroras de la Tierra. Las auroras podrían ser posibles en una gama de latitudes en Urano debido a su campo magnético fuera de la desviación, pero es difícil de observar porque el planeta está a 3.000 millones de km de la Tierra.

La reconexión magnética es una razón de las auroras de la Tierra. Las auroras podrían ser posibles en una gama de latitudes en Urano debido a su campo magnético fuera de la desviación, pero es difícil de observar porque el planeta está a 3.000 millones de km de la Tierra.

«Urano es una pesadilla geométrica», dijo en un comunicado Carol Paty, profesora asociada de Georgia Tech, coautora del estudio. «El campo magnético se desploma muy rápido. Cuando el viento solar magnetizado encuentra este campo volteado de la manera correcta, puede volver a conectarse y la magnetosfera de Urano va de abierta a cerrada con una periodicidad diaria».

Este descubrimiento fue posible gracias a la Voyager 2, que en 1986 voló cerca del planeta. Mucho queda por aún descubrir, y eso lo tiene claro la NASA, que recientemente ha presentado un proyecto para organizar una expedición no tripulada al planeta gigante.

Fuente: Georgia Tech.
Traducción y edición: Sputnik Mundo.

Loading...