El Curiosity halla posible evidencia de microbios en Marte

55

Un estudio revela que gracias a concentraciones elevadas de zinc y germanio —similares a las que aparecen juntas en la Tierra—, el planeta rojo podría brindar condiciones para la existencia de microbios.

gale-crater1

Nuevos datos recogidos en Marte por la NASA, a través del rover Curiosity, refuerzan evidencias acerca de la posible existencia de vida en el planeta rojo. En un estudio publicado en la revista Journal of Geographysical Research: Planets, investigadores de la agencia aeroespacial estadounidense hacen referencia a indicativos de actividad hidrotérmica en rocas sedimentarias de un cráter marciano, lo cual amplía el espectro de condiciones para la habitabilidad.

Según los científicos, las concentraciones de zinc y germanio encontradas en el cráter Gale son de 10 a 100 veces mayores que las existentes en la corteza marciana típica. Ambos elementos químicos aparecen a menudo juntos en la Tierra, en depósitos hidrotérmicos que contienen azufre.

Dunas en el cráter Gale, Marte.

Dunas en el cráter Gale, Marte.

Jeff Berger, un geólogo de la Universidad de Guelph (Ontario, Canadá) y autor principal del nuevo estudio, sostiene que las elevadas concentraciones de zinc y germanio en el cráter Gale pueden eventualmente explicarse por efectos de actividad hidrotérmica en la zona.

Gracias a una serie de pruebas sobre las condiciones hidrotérmicas alguna vez presentes en las cercanías del cráter Gale, la misión del Curiosity se enfocará ahora en determinar si hubo condiciones ambientales favorables para la vida de microbios en aquel planeta. «Tiene calor y tiene productos químicos… y básicamente comida para la vida», dijo Berger.

Los ambientes térmicos extremos son en la Tierra el hábitat de una amplia gama de microbios adaptados a esas condiciones. Además, esos organismos pueden haber sido algunos de los primeros en evolucionar en nuestro planeta.