Inicio Cosas que pasan El globo terráqueo más antiguo del mundo que muestra el Nuevo Mundo,...

El globo terráqueo más antiguo del mundo que muestra el Nuevo Mundo, está grabado en un huevo de avestruz

Se presume que pudo ser hecho por el mismísimo Leonardo Da Vinci en 1504.

El Globo de Da Vinci.

Crédito: Stefaan Missinne/ Davidguam (Wikimedia Commons).

En cada ocasión en la que piensas que has captado la magnitud de los logros de Leonardo da Vinci, emergen nuevos méritos que consolidan aún más la asociación de su nombre con el adjetivo «genio». Y es que, recientemente, el polímata florentino del Renacimiento volvió a ser noticia como el primer europeo en representar el «Nuevo Mundo» en un globo, demostrando que conocía los viajes de Colón cuando se hizo la obra en 1504.

«Este mapa marca la primera vez que los nombres de países como Brasil, Germania, Arabia y Judea aparecen en un globo», señala Cambridge Scholars Publishing, que publicó un libro del descubridor del globo y principal investigador, Stefaan Missinne.

El globo fue elaborado exactamente en 1504 por un grabador zurdo que Missinne identifica como el propio Leonardo da Vinci.

El artefacto atribuido a Leonardo está meticulosamente grabado en dos mitades unidas de huevos de avestruz, exhibiendo un detalle impecable. En el sudeste de Asia, presenta una única frase en latín: Hic Sunt Dracones, que se traduce como ‘Aquí hay dragones’.

De igual manera, destacan otras características únicas del huevo grabado que Missinne llama simplemente «el Globo de Da Vinci», como el hecho de que en lugar de América Central y del Norte, se encuentran las islas del «descubrimiento» de Colón, rodeadas por un vasto océano en el que se unen el Pacífico y el Atlántico.

¿Por qué huevos de avestruz?

Los humanos los han utilizado con fines decorativos durante milenios (hasta en el antiguo Egipto). Además, en ese período de tiempo, el avestruz era bastante popular, y era algo importante para las personas nobles tener avestruces en sus jardines traseros.

Missinne, un desarrollador inmobiliario, coleccionista y experto en globos originalmente de Bélgica, halló el globo en 2012 en la Feria del Mapa de Londres. Fue comprado a un comerciante que dijo que había formado parte de una importante colección europea durante décadas, y su comprador y propietario siguen siendo anónimos.

Después de que apareció el globo, el belga consultó a más de 100 académicos y expertos para hacer un exhaustivo análisis e investigación detectivesca que se extendió por un año.

Como resultado, pudo respaldar sus afirmaciones de que el globo fue hecho por Leonardo o su taller.

La evidencia incluye un mapa preparatorio de 1503 en los documentos de Da Vinci; la presencia de arsénico —que solo se sabía que Leonardo usaba en ese momento en el cobre para evitar que perdiera su brillo—; el uso de la técnica del claroscuro, pentimenti, formas triangulares, las matemáticas de la escala que reflejan la dimensión escrita por Leonardo del planeta Tierra; y una carta de 1504 del mismo genio que dice: «Quiero que mi globo terráqueo vuelva de mi amigo Giovanni Benci».

Leonardo escribe: «El mio mappamondo che ha Giovanni Benci» (Mi globo terráqueo que tiene Giovanni Benci) en Codex Atlanticus, página 331 anverso, que data de 1504.

Asimismo, Missinne ofrece pruebas de que el grabado de un barco en el sur del océano Índico sigue la plantilla idéntica de un barco que aparece en un códice de Francesco di Giorgio Martini que data de 1487-1490,​ y del que Leonardo era propietario.

Junto con Geert Verhoeven, del Instituto Ludwig Boltzmann para la Prospección Arqueológica y la Arqueología Virtual, también publicó un artículo sobre el «desplegado» del globo de Leonardo (ver la imagen bidimensional bajo estas líneas).

Versión interactiva del mapa, AQUÍ.

«Este huevo es el globo terráqueo post-colombino más antiguo del mundo y el primero en representar a Terranova y muchos otros territorios», escribieron los autores.

Detractores

Anteriormente, se creía que el Globo Hunt-Lenox, un pequeño globo de cobre datado alrededor de 1510, era el artefacto más antiguo conocido de este tipo. Sin embargo, Missinne sostiene que en realidad es una reproducción hecha a partir de un molde del antiguo globo de huevo de avestruz.

Estas afirmaciones, por supuesto, han suscitado críticas, principalmente de aquellos que argumentan que Missinne es en realidad el comprador y propietario anónimo del globo, lo que plantea un potencial conflicto de intereses.

El Globo de Hunt-Lenox o Globo de Lenox.

«La verdadera procedencia del objeto es algo que necesita ser aclarado», afirmó Chet Van Duzer, experto en cartografía renacentista de la Biblioteca John Carter Brown en Providence. «Aunque hay escepticismo, es innegable que se trata de un descubrimiento emocionante».

Una persona no especializada como Missinne, independientemente de su inversión personal, podría estar inclinada a interpretar en exceso la evidencia o hacer conexiones tenues que un experto entrenado evitaría. Los muchos académicos a los que cita para respaldar sus afirmaciones sobre el globo también serían vulnerables a estas acusaciones, aunque en menor medida.

Todas estas detracciones se evalúan y responden en el libro El Globo de Da Vinci, publicado por Massine en 2018.

El cartógrafo Wouter Bracke, al reseñar el libro poco después, afirmó que debería considerarse «un informe sobre la investigación del autor sobre el globo y no una publicación científica y académica definitiva», y que la falta de un comité editorial en Cambridge Scholars Publishing «claramente no logró guiar al autor en la preparación de su publicación».

Aunque Bracke parece aceptar la idea de que el globo de huevo de avestruz es «un verdadero producto del siglo XVI temprano».

Referencias:

Por MysteryPlanet.com.ar.