El Papa Francisco: «La virtud de la esperanza es hermosa y nos da fuerza»

La última audiencia general del año, dedicada a la esperanza, ha tenido el miércoles un final muy divertido gracias a varios artistas de un circo italiano que hicieron reír al Papa y a miles de peregrinos en el Aula Pablo VI.

El Santo Padre ha dedicado su último discurso a presentar como ejemplo la esperanza de Abraham, que sostenía al patriarca cuando el Señor tardaba en cumplir la promesa de darle hijos.

Según Francisco, «la virtud de la esperanza es hermosa y nos da fuerza». Pero eso no excluye pasar, como Abraham, por momentos de desánimo «o incluso lamentarse con el Señor, que es también un modo de rezar, porque él es Padre». Es más, a veces «la fe lleva a “luchar” con Dios, a mostrarle nuestra amargura sin ficciones».

La fe y la esperanza no excluyen a veces «el desaliento y la frustración, que también llegaron a la vida de Abraham, pues veía pasar el tiempo y la promesa hecha por Dios seguía sin cumplirse», pero supo «seguir esperando» hasta que por fin se convirtió en «padre de muchas naciones».

Al final de los discursos, varios artistas del Golden Circus hicieron malabarismos y juegos de levitación en los que lograron hacer participar al Papa, quien aceptaría también sostener en la mano un loro para otro número muy divertido.

En su despedida, Francisco les dio las gracias por su exhibición, pues «la belleza siempre acerca a Dios». Saludó también a los fieles de la parroquia de Sant’Andrea delle Fratte, escenario de la única aparición de la Virgen en Roma, quienes trajeron la imagen de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa que permanecerá expuesta en la basílica de San Pedro.

El programa de actividades del Papa para 2016 concluye este sábado 31 de diciembre a las cinco de la tarde con el rezo del «Te Deum» de acción de gracias en la Basílica, y una visita para rezar en silencio ante el nacimiento instalado en el centro de la plaza de San Pedro.

Loading...