Inicio Cosas que pasan El rover Perseverance ha hallado posible materia orgánica en Marte

El rover Perseverance ha hallado posible materia orgánica en Marte

Sin embargo, tendremos que esperar a que envíe las muestras a la Tierra para confirmarlo.

La foto de primer plano del Perseverance muestra una roca plana en Marte, con dos perforaciones donde ha recolectado muestras de roca. También es visible una porción poco profunda de roca, de unos 5 cm de diámetro, que ha sido aplanada por la broca abrasiva del rover.

La búsqueda de evidencia de vida marciana antigua sigue progresando. Esta vez, el rover Perseverance de la NASA ha obtenido algunas muestras potencialmente reveladoras que contienen materia orgánica. Y si bien la presencia de materia orgánica no es una evidencia rotunda de vida en el planeta rojo, sí es una señal claramente prometedora —y, quizás lo más revelador, los científicos de la agencia parecen inusualmente emocionados—.

Desde julio, el infatigable rover ha estado vagando por el delta de un río seco en el cráter Jezero de 28 millas, que se cree que fue el hogar de un lago hace miles de millones de años. Hasta ahora, Perseverance ha logrado recolectar cuatro de estas muestras fluviales que, según los científicos de la NASA, cuentan con la mayor concentración de materia orgánica desde que el explorador robótico comenzó su misión hace 18 meses.

Lo que hace que las muestras sean un potencial tesoro es el delta del que fueron recolectadas. Donde un río una vez fluyó hacia el lago, depositando toneladas de sedimentos en distintas capas y contribuyendo a la preservación del entorno histórico de Marte.

«El delta, con sus diversas rocas sedimentarias, contrasta maravillosamente con las rocas ígneas, formadas a partir de la cristalización del magma, descubiertas en el suelo del cráter», dijo el científico del proyecto Perseverance, Ken Farley, en una conferencia de prensa.

«Esta yuxtaposición nos brinda una rica comprensión de la historia geológica después de que se formó el cráter y un conjunto diverso de muestras», continuó Farley. «Por ejemplo, encontramos una arenisca que transporta granos y fragmentos de roca creados lejos del cráter Jezero».

Moléculas orgánicas

Entre las rocas muestreadas se encuentra una pequeña formación de piedra denominada Wildcat Ridge, que se cree que se formó en el fondo del lago extinto cuando aún existía. Además de recolectar dos muestras de núcleos de roca, Perseverance cortó la «cresta» y escaneó el interior expuesto de la piedra usando un instrumento láser especializado conocido como SHERLOC (Scanning Habitable Environments with Raman and Luminescence for Organics & Chemicals).

Dos ubicaciones de muestreo en el delta de Jezero. Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU/MSSS.

Lo que encontró fueron moléculas orgánicas relacionadas con el sulfato, lo que probablemente significa que a medida que el lago se estaba secando, esa área en particular se volvió altamente concentrada tanto en sulfato como en materia orgánica.

Y cuando se trata de conservar productos orgánicos, el sulfato es el rey.

La foto del rover de la NASA muestra una pendiente rocosa, con dos perforaciones visibles en una roca plana en primer plano. Parte del brazo robótico y su sombra son visibles a la izquierda.

«En la Tierra, se sabe que los depósitos de sulfato conservan materia orgánica y pueden albergar signos de vida, que se denominan firmas biológicas», explicó en la conferencia la científica de SHERLOC Sunada Sharma, que trabaja en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. «Esto hace que estas muestras y este conjunto de observaciones sean algunas de las más intrigantes que hemos hecho hasta ahora en la misión y satisface parte del entusiasmo que tenía el equipo cuando nos acercábamos al frente del delta».

Más de una década de espera

Tan emocionante como suena todo esto, todavía es posible que los compuestos no sean los vestigios de una vida anterior y, en cambio, podrían haberse formado a través de procesos químicos o geológicos.

Y concretar una respuesta definitiva podría llevar algún tiempo. A pesar de lo robusto que ha demostrado ser Perseverance, el rover no está equipado con el tipo de instrumentos científicos necesarios para declarar que las muestras contienen firmas biológicas más allá de toda duda. En cambio, los científicos tendrán que esperar a que las muestras sean transportadas de regreso a casa a través de la misión Mars Sample Return de la NASA, que actualmente no está programada para regresar al suelo terrestre hasta al menos 2033.

Hasta entonces, Perseverance continuará recolectando incansablemente más muestras y analizando preliminarmente las rocas de la ahora desolada superficie marciana. Incluso fuera del mundo, la esperanza brota eterna.

Fuente: NASA/CNN. Edición: MP.

Publicidad