Inicio Cosas que pasan El volcán de Tonga está creando una nueva isla en tiempo real

El volcán de Tonga está creando una nueva isla en tiempo real

La reciente erupción explosiva del volcán submarino Hunga Tonga-Hunga Haʻapai ha expandido considerablemente una pequeña isla que se ha estado creando a su alrededor.

Comparación del tamaño de la isla entre noviembre de 2021 y enero de 2022. Crédito: Planet Labs PBC.

Luego de una erupción volcánica submarina masiva cerca de la nación insular de Tonga, en el Pacífico, las autoridades están tratando de establecer contacto con los residentes y evaluar la gravedad de los daños a las viviendas, las propiedades y saber si hay víctimas.

Pero la explosión también llama la atención sobre un drama geológico fascinante: el volcán está agregando activamente nueva masa de tierra a una isla pequeña y recién formada. En otras palabras, estamos viendo el crecimiento de una nueva isla en tiempo real.

En 2015, el mismo volcán submarino entró en erupción y formó una nueva isla, aunque según la empresa de imágenes satelitales Planet Labs, los científicos pensaron que se erosionaría en unos meses. Siete años después, empero, ocurre lo contrario. Esa misma isla ha estado creciendo y es casi seguro que se hizo más grande durante la reciente erupción del fin de semana. De hecho, el mes pasado, una erupción más pequeña aumentó el tamaño de la isla en lo que los expertos creen que es casi un 50 por ciento.

«Las imágenes capturaron la primera vista clara de la nueva estructura de la isla el 2 de enero de 2022», dijo Dan Slayback, científico investigador del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Maryland. «Comparando las imágenes satelitales de mediados de diciembre, antes de que comenzara la erupción más reciente, la superficie de la isla parece haberse expandido en casi un 45 por ciento debido a la caída de ceniza».

¿Seguirá allí?

En 2015, el Sydney Morning Herald informó que, sorprendentemente, la vida era abundante en la isla recién nacida. Las gaviotas y otras aves marinas flotaban en el aire y se paseaban por la orilla volcánica, que desde entonces se llama Hunga-Tonga Hunga-Ha'apai.

Es alucinante pensar en una isla bebé naciendo y creciendo en tiempo real, pero la falta de conexiones a Internet y por satélite también significa que puede ser más difícil estudiarla y verificar el bienestar de los residentes de la isla cercana durante algún tiempo.

Vista de la isla formada por el volcán Hunga Tonga-Hunga Haʻapai. Crédito: Edwina Pickles.

El Washington Post informa que en 2019, Tonga perdió la conexión a Internet durante dos semanas después de que su cable de fibra óptica submarino que brinda el servicio de Internet fuera cortado, posiblemente por un barco que arrastraba un ancla a través de él. Los residentes ni siquiera podían hacer llamadas internacionales.

Estamos seguros de aprender más sobre la nueva isla en las próximas semanas, pero estamos igualmente preocupados por Tonga y su gente. Esperemos que la gente no se distraiga con las noticias geológicas y se olvide de los humanos más afectados por el desastre.

Fuente: The Byte. Edición: MP.

Publicidad