Es hora de acciones urgentes para salvar el planeta de ‘su sexta extinción’

La gravedad de la situación del planeta, que está viviendo su “sexta extinción masiva de especies”, requiere acciones urgentes “a la altura del desafío”, alerta Catherine Numa, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés).

“La gravedad de la situación requiere acciones urgentes a escala global a la altura del desafío”, ha explicado Numa, responsable del Programa Mediterráneo de Especies de la IUCN, con motivo de la celebración este lunes del Día Internacional de la Biodiversidad.

El planeta está “viviendo la sexta extinción masiva de especies provocada por la actividad del hombre”, insiste Numa, quien recuerda que “el Mediterráneo es uno de los ‘puntos calientes’ de biodiversidad del planeta, especialmente por las 25.000 especies de plantas, muchas de ellas en peligro de extinción”.

La diversidad biológica “es la columna vertebral de la vida en el planeta y la pérdida de especies genera desajustes en el equilibrio de los ecosistemas, así como la destrucción de recursos biológicos potenciales para el bienestar de la humanidad”.

Frente a ello, la IUCN, que agrupa desde gobiernos a comunidad científica o ecologistas, “estamos trabajando en buscar soluciones para frenar” este declive, ha destacado esta experta, que aboga por la colaboración entre gobiernos, sociedad civil y sector privado.

La ONU instituyó en el año 2000, la celebración cada 22 de mayo del Día Internacional de la Biodiversidad, amenazada por factores como la contaminación, la sobreexplotación, el cambio climático, el consumo desmedido y la falta de agua.

Se estima que sólo en España hay cerca de 950 especies amenazadas, según el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

En 1992, en el marco de la Conferencia de la ONU sobre medio ambiente y desarrollo, la “Cumbre de la Tierra” celebrada en Río de Janeiro (Brasil), se reconoció la necesidad de preservar la amplia diversidad de especies que conviven en el planeta, tanto de flora como de fauna, y de hacerla compatible con el desarrollo sostenible.

Estos puntos fueron posteriormente recogidos en el Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica, aprobado en Nairobi el 22 de mayo de 1994, fecha que la ONU declaró como Día Internacional de la Biodiversidad.

En Europa, dos directivas velan por la conservación de las especies en este territorio: la de Aves, que fue promulgada en 1979 y está dedicada solo a este grupo de animales, y la de Hábitats, emitida en 1992 e incluye a todas las especies restantes de flora y fauna silvestre.

Según datos de la última Lista Roja de IUCN de mayo de 2017, trece especies de aves recientemente han sido reconocidas como extintas.

Varias de ellas han desaparecido en los últimos cincuenta años y muchas eran endémicas de islas y fueron probablemente eliminadas por especies invasoras, según la organización conservacionista.

La Lista Roja Europea de las Aves de IUCN, señala que hay 67 especies de aves europeas amenazadas, diez de ellas “en estado crítico”, 18 “en peligro” y 39 “vulnerables”, frente a las 40 de 2004.

En el caso de América Latina, se estima que la selva amazónica ha perdido un 12 % de su extensión y que perderá entre un 9 a un 28 % adicionales para 2050, según estudios de la Universidad James Cook de Australia. 

Loading...