Estados Unidos planea desarrollar mini bombas nucleares de «destrucción limitada»

84

El futuro de las armas atómicas probablemente no amplíe el tamaño y poder de destrucción de las mismas, sino todo lo contrario. La Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) está planeando el desarrollo de bombas cuyo efecto pueda regularse de acuerdo al tamaño del objetivo.

Dentro de la modernización de su arsenal nuclear, la USAF planea crear mini bombas nucleares que sean capaces de destruir algo tan pequeño como un barrio sin causar efectos devastadores en los alrededores.

Dentro de la modernización de su arsenal nuclear, la USAF planea crear mini bombas nucleares que sean capaces de destruir algo tan pequeño como un barrio sin causar efectos devastadores en los alrededores.

La estrategia de disuasión nuclear es un fenómeno psicológico y defensivo que podría definirse como aquella que pretende renunciar a la guerra nuclear, y hacer imposible ésta. Se basa en que un número limitado de armas nucleares puede originar daños intolerables capaces de disuadir a un agresor potencial. Trata de alcanzar el objetivo político, no mediante la victoria militar, sino por la acción indirecta, gracias a la paralización nuclear del adversario, es decir, gracias a la disuasión a la que se le somete.

Realmente la disuasión nuclear ha funcionado hasta nuestros días, ya que ninguna potencia se ha atrevido a utilizar su arsenal nuclear contra otra, temiendo una respuesta nuclear que causaría daños realmente graves y que no compensarían el ataque.

Sin embargo, el riesgo cada vez más temible que un dispositivo nuclear caiga en manos de pequeños grupos fundamentalistas capaces de usarlos o el crecimiento del programa nuclear norcoreano, exigen una nueva estrategia y armas de menor tamaño que la USAF pueda realmente utilizar. «Los EE.UU. tienen que ser capaces de lanzar un ataque nuclear al enemigo sin terminar con el mundo o causar víctimas indiscriminadamente», dijo el Gral. Paul Selva, vicepresidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, el jueves pasado en un evento que tuvo lugar en el Instituto Mitchell, en Washington D.C.

Zona afectada si una bomba nuclear de 20 kilotones cayera sobre Washington DC.

Zona afectada si una bomba nuclear de 20 kilotones cayera sobre Washington DC.

«Las nuevas mini bombas ofrecerán otra opción al presidente», añadieron los jefes militares, según reporta el sitio Defense One.

Afortunadamente, la idea ya ha sido repudiada por algunos congresistas, como el caso de Dianne Feinstein, senadora por el Estado de California: «No tengo dudas que la sola propuesta de investigar el uso de armas nucleares con un poder de destrucción regulable es solo el primer paso para construirlas. Ya he peleado contra ese nivel de insensatez antes y lo volveré a hacer de nuevo, con cada herramienta que tenga a mi disposición».

«No existe tal cosa como una “guerra nuclear limitada”, y que el Pentagono siquiera lo sugiera ya es preocupante», sentenció la senadora del Partido Demócrata.