Inicio Cosas que pasan Este agujero negro está devorando el equivalente a un planeta Tierra por...

Este agujero negro está devorando el equivalente a un planeta Tierra por segundo

Es el agujero negro de más rápido crecimiento jamás visto y ha estado alimentando un cuásar ultrabrillante durante 9 mil millones de años.

Ilustración de un agujero negro rodeado por un disco de acreción que lo alimenta. Crédito: ESO, ESA/Hubble, M. Kornmesser.

Este gigantesco agujero negro tiene una masa 3 mil millones de veces mayor que la del Sol, y su rápido consumo está causando que el gigante crezca rápidamente, según descubrió un equipo de investigación internacional.

El agujero negro se atraganta a través de un proceso llamado acreción, en el que extrae materia de un delgado disco de gas y polvo que gira alrededor del objeto masivo.

Otros agujeros negros de tamaño similar dejaron de crecer hace miles de millones de años, pero este agujero negro recién descubierto sigue creciendo. Ahora es 500 veces más grande que Sagitario A*,   el agujero negro supermasivo en el corazón de la Vía Láctea,  y encajaría todo el sistema solar detrás de su horizonte de eventos —el límite más allá del cual nada puede escapar—.

Con base en esta información, los investigadores determinaron que el agujero negro recién descubierto es el agujero negro de más rápido crecimiento encontrado en los últimos 9 mil millones de años.

El Dr. Christopher Onken y el candidato a PhD Samuel Lai. Crédito: Jaime Kidston/ANU.

«Ahora, queremos saber por qué este es diferente , ¿ sucedió algo catastrófico?», se preguntó el investigador principal Christopher Onken de la Universidad Nacional de Australia (ANU). «Tal vez dos grandes galaxias chocaron entre sí, canalizando una gran cantidad de material hacia el agujero negro para alimentarlo».

Esta rápida acumulación de materia en la superficie del agujero negro también ha resultado en un cuásar que emite suficiente energía para hacerlo 7.000 veces más brillante que la luz de todas las estrellas de la Vía Láctea. De hecho, este cuásar  (designado SMSS J114447.77-430859.3)  es también el más luminoso de estos eventos durante aproximadamente los últimos dos tercios de los 13.800 millones de años de existencia del universo.

El cuásar tiene un brillo  de magnitud 14,5 cuando se ve desde la Tierra, lo que significa que es solo un poco más tenue que Plutón y lo suficientemente brillante como para que los observadores del cielo con buenos telescopios lo detecten en un área muy oscura.

El descubrimiento del agujero negro alimentándose se realizó como parte del SkyMapper Southern Sky Survey, realizado por el telescopio de 1,3 metros (4,3 pies) en el Observatorio Siding Spring en Australia.

A pesar del increíble brillo del cuásar, Onken y su equipo describieron el hallazgo como «una aguja muy grande e inesperada en el pajar».

«Los astrónomos han estado buscando objetos como este durante más de 50 años», dijo Onken. «Han encontrado miles de luces más tenues, pero esta asombrosamente brillante pasó desapercibida».

Christian Wolf, profesor asociado de ANU y miembro del equipo de investigación, dijo que cree que es poco probable que los astrónomos encuentren otro agujero negro creciendo a este ritmo o alimentando un cuásar de esta magnitud o mayor.

Ilustración de un cuásar distante. Impulsados por la alimentación de agujeros negros, los cuásares son algunos de los objetos más luminosos del universo. Crédito: ESO/M. Kornmesser.

«Básicamente nos hemos quedado sin cielo donde objetos como este podrían estar escondidos», apuntó Wolf. «Confiamos bastante en que este récord no se romperá».

Se envió un artículo que detalla el descubrimiento a la revista Publications of the Astronomical Society of Australia, pero aún no ha sido revisado por pares. Una versión preliminar está disponible a través de la base de datos en arXiv.

Fuente: ANU/Space.com. Edición: MP.

Publicidad