Inicio Cosas que pasan Este volcán en Indonesia podría desencadenar el caos mundial

Este volcán en Indonesia podría desencadenar el caos mundial

Ubicado en Java Central, Indonesia, el volcán Merapi de más de 2.900 metros de altitud arrojaría una nube de ceniza a 350 kilómetros por encima de la ruta que abastece al 40 por ciento del comercio mundial, además de cubrir la Tierra en un invierno volcánico durante tres años.

El nombre del volcán en indonesio/javanés es Gunung Merapi, que traducido quiere decir ‘Montaña de Fuego’. Crédito: Slamet Riyadi.

La drástica caída de la temperatura provocaría escasez mundial de alimentos, inflación y anomalías climáticas, según una severa advertencia de investigadores de la Universidad de Cambridge. Y estos desastres le costarían al mundo un estimado de $2.51 billones.

Si bien el monte Merapi actualmente permanece inactivo, experimentó una erupción devastadora en 1006 que acabó con todo el reino hindú existente que una vez vivió en el centro de Java. La última gran erupción del volcán fue en 2010, cuando envió una columna de ceniza volcánica de casi 2.000 metros sobre el cráter y mató a 353 personas.

El equipo de la Universidad de Cambridge publicó un informe que detalla posibles escenarios apocalípticos para cuando el monte Merapi se despierte con ira. La nube de cenizas sería transportada a kilómetros de distancia del volcán a varios aeropuertos en Indonesia, Malasia y Singapur, deteniendo toda actividad de aviación y la multimillonaria industria del turismo. También interrumpiría la actividad en el estrecho de Malaca, por el cual pasan cada año 90.000 barcos que transportan cereales, petróleo crudo y todo tipo de productos básicos en el mercado —por lo que se lo conoce como una de las «zonas embudo» del mundo—.

Lara Mani, vulcanóloga del Centro para el Estudio del Riesgo Existencial de la Universidad de Cambridge, le dijo a la BBC que el Índice de Explosividad Volcánica (VEI) de cuatro a seis es suficiente para interrumpir el canal comercial: el índice más alto es hasta ocho.

Crédito: Mail Online.

Pero el resto del mundo también sufriría por la erupción del monte Merapi.

«Las temperaturas medias globales caerían 1 °C durante un máximo de tres años, lo que daría lugar a anomalías climáticas graves que consecuentemente traerían una gran escasez mundial de alimentos», compartió la Universidad de Cambridge en el informe. «Los patrones de lluvia impredecibles y las temperaturas de verano inusualmente bajas provocarían pérdidas masivas de cosechas en todo el mundo, lo que generaría un aumento vertiginoso de los precios de los alimentos y una alta inflación mundial en los meses de verano del segundo año».

«No sería hasta el comienzo del tercer año después de la erupción que los avances tecnológicos se pondrían al día con la crisis y ayudarían a reequilibrar la oferta y la demanda mundial de alimentos».

El volcán está cerca del estrecho de Malaca, por el que pasan cada año 90.000 barcos que transportan cereales, petróleo crudo y todo tipo de productos básicos en el mercado. Crédito: shiptraffic.net.

Esta región también es muy activa desde el punto de vista volcánico, con numerosos centros volcánicos presentes a lo largo del archipiélago de Indonesia, como el monte Sinabung (VEI 4), el monte Toba en Sumatra, y el monte Merapi (VEI 4) en Java Central.

El monte Semeru, también conocido como Mahaneru, ha entrado en erupción varias veces en los últimos siglos. Sin embargo, su erupción más reciente ocurrió en diciembre de 2022, lo que provocó que los canales de humo se dispararan a casi 2 km de distancia.

La erupción del monte Semeru, la montaña más alta de Indonesia, hizo que las autoridades alertaran a las comunidades vecinas.

Monte Semeru (en el fondo). Crédito: Aldrin Rachman Pradana.

El monte Tambora tuvo una de sus mayores erupciones en 1815, causando la muerte de cultivos hasta en Europa. Esto llevó a la escasez de alimentos en todo el mundo.

«El número de muertos del evento de 1815 fue de 11.000 por flujos piroclásticos y más de 100.000 por la escasez de alimentos resultante durante la década siguiente», dijo el Servicio Nacional de Información y Datos Satelitales Ambientales en su sitio web.

La erupción de Tambora fue de magnitud VEI7, pero una explosión volcánica tan intensa ocurre una vez cada pocos cientos de años.

Aunque no se puede hacer nada para evitar que los desastres naturales lleguen al estrecho de Malaca, existen formas posibles de enviar sistemas de alerta temprana y señales para advertir a las personas sobre un desastre inminente.

Fuente: BBC/DM. Edición: MP.

Publicidad