Inicio Cosas que pasan Estudio geofísico descubre evidencia de un «laberinto» enterrado bajo Mitla

Estudio geofísico descubre evidencia de un «laberinto» enterrado bajo Mitla

Un estudio geofísico ha descubierto estructuras subterráneas y túneles debajo de Mitla. Este revelador hallazgo ofrece una visión fascinante de la arquitectura oculta bajo este sitio arqueológico, conocido por su importancia cultural y su conexión con las creencias zapotecas sobre el inframundo.

Mitla.

Levantamiento con georradar en el patio H del Grupo del Arroyo, localizado en la zona central del sitio y compuesto por tres cuadrángulos comunicados por pasillos. Foto: Cortesía Proyecto Lyobaa.

La leyenda cuenta que este lugar era considerado sagrado y que contenía una entrada al reino de los muertos. Los zapotecas creían que las almas de los fallecidos viajaban a través de Mitla (de Miktlan o ‘Lugar de muertos’ en náhuatl) para llegar a su destino final. Sabiendo esto, y para evitar que las almas errantes perturbaran a los vivos, los conquistadores españoles construyeron la iglesia de San Pablo encima del sitio.

Esta acción tenía la intención de simbolizar la supremacía del cristianismo sobre las creencias indígenas y, al mismo tiempo, tapar la entrada al inframundo, según la cosmovisión zapoteca.

Ahora, el Proyecto Lyobaa, enfocado en caracterizar el subsuelo de Mitla, estudió el asentamiento aplicando tres técnicas geofísicas, dando seguimiento a la confirmación de una estructura bajo la iglesia obtenida en julio del año pasado.

Tomografía eléctrica en la Capilla del Calvario, un lugar rodeado por edificios modernos, pero donde es posible apreciar algunos recubrimientos de roca trabajada. Foto: Cortesía Proyecto Lyobaa.

«Estas técnicas no invasivas han contribuido a determinar la configuración subterránea de Mitla, la antigua Lyobaa (‘Casa de tumbas’, en lengua zapoteca); la ciudad sagrada por excelencia para la veneración de los ancestros y donde, posiblemente, estaban los bultos sagrados o quiña de los gobernantes», informó la arqueóloga Denisse Argote del Centro INAH Oaxaca.

Los resultados son preliminares por el momento y los datos aún se encuentran en fase de procesamiento. No obstante, ha trascendido que el núcleo de la estructura escalonada bajo la iglesia está sólido, si bien requiere de una intervención a corto plazo para garantizar su conservación. Asimismo, el georradar detectó zonas con pequeñas oquedades que podrían responder por pasadizos o un laberinto mencionado en antiguas crónicas.

Levantamiento con georradar en el patio H del Grupo del Arroyo. Foto: Cortesía Proyecto Lyobaa.

En 1674, el dominico Francisco Burgoa describió cómo los misioneros españoles ingresaron a este laberinto en Mitla: «La corrupción y el mal olor, la humedad del suelo y un viento frío que apagaba las antorchas eran tales que, a la corta distancia que ya habían penetrado, decidieron retroceder y ordenaron cerrar completamente esta infernal puerta con mampostería».

La fase final del procesamiento de los datos obtenidos por el Proyecto Lyobaa en esta última investigación, la cual incluye la generación de modelos 3D del subsuelo y su interpretación, se entregarán en próximas fechas a las autoridades respectivas.

Fuente: INAH. Edición: MP.