Gato curioso queda atrapado en arquitectura tradicional japonesa

Es natural querer dar un vistazo más de cerca a los hermosos adornos de un hogar tradicional japonés, pero este gatito se tomó demasiada confianza.

Si hay una cosa que los mininos japoneses simplemente no pueden resistir, es rasgar las puertas corredizas de papel para echar un vistazo a lo que hay detrás. Muchos propietarios han posteado fotos evidenciando la destrucción masiva causada cuando los gatos posan sus garras en los ángulos de las puertas, con sus cuerpitos exprimidos a través de los pequeños cuadrados de madera, con una mirada mitad desconcierto / mitad orgullo de lo que han logrado.

El caso en cuestión: estos atrevidos

Pero una familia japonesa fue recientemente sorprendida al descubrir que su gato había ido un paso más allá de espiar a través de puertas de papel, cuando descubrieron al animal en el elaborado Ranma (el panel tradicional que se encuentra entre el techo y las puertas corredizas) de su casa. De acuerdo con @pon_afro, que tomó esta foto y la compartió en Twitter, el gato, llamado Ponko-chan, simplemente se despertó una mañana, decidió treparse, y luego quedó atascado en este inusual lugar.

Los Ranma se utilizan en los hogares japoneses tradicionales para permitir que el flujo de aire y luz circule entre las habitaciones, y no gatitos curiosos, como este pequeño felino que consideró que el pequeño espacio podía ser un atajo perfecto.

El desconcertado gato fue rescatado inmediatamente por un miembro de la familia, a pesar del hecho de que el minino estaba determinado en llegar al otro lado por su cuenta.

Luego de ahuyentar a su propietario un par de veces, Ponko-chan finalmente se dio cuenta que lo mejor era que su humano manejara esta situación.

Después de ser extraido con cuidado del agujero, Ponko-chan parecía no tener memoria del incidente, acurrucándose entre dos cojines para una muy necesaria siesta.

Sorprendentemente, otros usuarios de Twitter propietarios de gatos mencionaron sus propias experiencias con felinos atascados en Ranmas, lo que sugiere Ponko-chan no es el único gato con una atracción insaciable por la arquitectura tradicional japonesa.

De acuerdo con @pon_afro, Ponko-chan había subido a algunos muebles cercanos con el fin de llegar hasta la cornisa, en un aparente intento de entrar en la otra habitación, mientras que las puertas corredizas estaban cerradas. Sin embargo, tras el incidente, los muebles de altura han sido movidos bien lejos de la estructura, y @pon_afro  insta a otros dueños de gatos a hacer lo mismo también en sus casas.

Loading...