Inicio Cosas que pasan Gran parte de Europa está literalmente ardiendo, y el calor no parece...

Gran parte de Europa está literalmente ardiendo, y el calor no parece aflojar pronto

¿Todavía hay alguien que niegue el cambio climático y sus consecuencias?

Bombero combatiendo las llamas en Francia, el 17 de julio de 2022. Crédito: Thibaud Moritzaf.

El fin de semana pasado, los bomberos lucharon para contener los incendios forestales que arrasaron el suroeste de Europa, con una ola de calor que no muestra signos de amainar y Gran Bretaña a punto de establecer nuevos récords de temperatura los próximos días.

Los incendios forestales han arrasado terrenos en Francia, Grecia, Portugal y España, destruyendo miles de hectáreas y obligando a huir a miles de residentes y turistas.

Siendo esta la segunda ola de calor que envuelve partes del suroeste de Europa en poco tiempo, los científicos culpan al cambio climático y predicen episodios más frecuentes e intensos de clima extremo, como más olas de calor y sequía.

Un apocalipsis de calor

Meteo France pronosticó temperaturas de hasta 40 grados centígrados (104 grados Fahrenheit) en partes del sur de Francia el domingo, y se esperan nuevos récords de calor. «En algunas áreas del suroeste, será un apocalipsis de calor», dijo a la AFP el meteorólogo Francois Gourand.

Francia colocó 15 departamentos, principalmente en su litoral occidental, en alerta roja, la más alta en la escala, el domingo, mientras que 51 estaban en alerta naranja máxima.

La capilla de un hospital histórico en la ciudad suroriental de Lyon, Grand Hotel Dieu, ofreció refugio a los turistas, incluido Jean-Marc, de 51 años, que estaba de visita desde Alsacia.

«Regresamos para admirar el lugar, pero no podemos irnos, hace demasiado calor afuera», dijo al ser entrevistado por un medio local.

Por otra parte, el ciclista francés Mikael Cherel, quien participó en la 15ª etapa del Tour de Francia entre Rodez y Carcassonne, describió condiciones muy difíciles. «Nunca había conocido un día tan caluroso en una bicicleta. Realmente no fue un día de campo», dijo.

Riesgo para la vida

En España, los bomberos lograron estabilizar un incendio forestal que devastó 2.000 hectáreas de bosques y arbustos en la región sur de Andalucía, según informó el líder regional Juan Manuel Moreno. El incendio comenzó el viernes en la sierra de Mijas tierra adentro desde la ciudad costera sureña de Málaga y provocó la evacuación de unas 3.000 personas. Desde entonces, unas 2.000 habían regresado a sus hogares y ahora que el incendio se ha estabilizado, Moreno dijo que los evacuados restantes podrían hacer lo mismo.

Un bombero murió por quemaduras el domingo mientras luchaba contra un incendio en la provincia de Zamora, en el noroeste de España, dijo el gobierno regional. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, expresó sus condolencias a la familia y compañeros del hombre. «No hay palabras para agradecer a quienes combaten incendios sin descanso con su inmenso trabajo. DEP», agregó en un tuit.

La muerte del bombero se produce después de que un piloto muriera la semana pasada cuando su avión se estrelló en el norte de Portugal, y dos miembros de la tripulación murieron en Grecia cuando su helicóptero cayó al mar.

El calor extremo también cobró la vida de dos hombres en España durante el fin de semana. Un hombre de 50 años en Torrejón de Ardoz, a las afueras de Madrid, murió el domingo después de sufrir un golpe de calor mientras salía a caminar, dijeron los servicios de emergencia locales. Y el sábado, un barrendero madrileño de 60 años falleció tras sufrir un golpe de calor mientras trabajaba el día anterior.

En Portugal, casi todo el país permaneció en alerta máxima por incendios forestales a pesar de un ligero descenso de las temperaturas, después de alcanzar los 47 grados centígrados —un récord para el mes de julio— el jueves. Allí los incendios han matado a dos, herido alrededor de 60 y destruido entre 12.000 y 15.000 hectáreas de tierra.

Más al norte, en el Reino Unido, la oficina meteorológica emitió la primera alerta «roja» de calor extremo, advirtiendo que había un «riesgo para la vida».

La Met Office dijo que las temperaturas en el sur de Inglaterra podrían superar los 40 grados centígrados este lunes o el martes por primera vez, lo que llevó a algunas escuelas a decir que permanecerán cerradas toda la semana.

Por último, los organizadores de una marcha de cuatro días en los Países Bajos cancelaron el primer día del evento masivo que debía comenzar el martes debido al calor extremo. Se espera que en esta zona el mercurio alcance los 38 grados centígrados este martes.

Fuente: AFP. Edición: MP.

Publicidad