Inicio Cosas que pasan Helicópteros negros recuperaron OVNI derribado por la USAF cerca de Alaska

Helicópteros negros recuperaron OVNI derribado por la USAF cerca de Alaska

El periodista de investigación Ross Coulthart afirma tener nueva información que contradice la declaraciones gubernamentales sobre el misterioso ovni derribado por cazas de la Fuerza Aérea de EE.UU. (USAF) en febrero del año pasado.

Helicóptero sobre Alaska.

Crédito: MysteryPlanet.com.ar.

Hace casi un año, cazas derribaron un objeto «cilíndrico» no identificado a unos 16 kilómetros de la helada costa de Alaska. En ese momento, los pilotos enviados para examinar el objeto dieron cuentas contradictorias de lo que vieron. Sin embargo, el presidente de EE.UU., Joe Biden, más tarde le dijo a los periodistas que lo derribado probablemente era un globo propiedad de civiles y «tal vez relacionado con empresas privadas, recreación o instituciones de investigación».

Pero ahora, el periodista australiano Ross Coulthart afirma que Biden estaba ocultando la verdad sobre la operación.

«Un informante acaba de contactarme confidencialmente para confirmar algo de lo que hablé hace uno o dos meses», declaró en su podcast Need to Know. «Hablamos sobre el UAP de Alaska y dije de manera definitiva que mis fuentes me estaban diciendo que el objeto de Alaska era anómalo».

«Pero acabo de recibir esto: “El Pentágono rastreó el objeto de Alaska y confirmó que era un UAP cilíndrico plateado y no un globo. El presidente Joe Biden ordenó el derribo y varios activos participaron en la recuperación. HC-130, F-16 para la cobertura y helicópteros negros de OGA”. Esa es una cita directa de alguien que tiene una fuente en el Pentágono».

Con OGA se refiere a la Oficina de Acceso Global, una división de la Dirección de Ciencia y Tecnología de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Coulthart dice que la descripción de la operación es «una cita directa de alguien que tiene una fuente en el Pentágono y dice estar 100 % seguro sobre esta versión de los hechos».

Un portavoz del Pentágono, el brigadier general Patrick Ryder, le dijo a los periodistas en ese momento que el objeto representaba «una amenaza razonable para el tráfico aéreo» y, por lo tanto, se le disparó por orden directa del presidente Biden.

Por su parte, el coordinador del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU., John Kirby, mencionó que el objeto era «mucho, mucho más pequeño que el globo espía derribado» la primera semana de febrero de 2023 sobre la costa este.

Derribado y recuperado

En el momento del incidente, los cazadores de ovnis compartieron en línea videos —que luego fueron borrados— de lo que parecían ser helicópteros negros sobrevolando la costa de Alaska.

Un portavoz del Pentágono comentó ese mismo día que los equipos de recuperación estaban recogiendo los restos sobre el hielo. También se informó que buzos estadounidenses y vehículos submarinos no tripulados habían recuperado restos adicionales.

Ryder anunció más tarde que la Guardia Nacional de Alaska, junto con unidades bajo el Comando Norte de EE.UU., junto con HC-130 Hércules, HH-60 Pave Hawk y CH-47 Chinook, habían participado en el esfuerzo para recoger los restos del objeto.

Sin embargo, el 18 de febrero de 2023, funcionarios del Pentágono anunciaron que la búsqueda se había abandonado. Algunos pilotos involucrados en el derribo informaron que el objeto había «interferido con sus sensores» en los aviones.

El Pentágono y la Casa Blanca se negaron a dar una descripción detallada del objeto, diciendo solo que «no era una aeronave en sí», algo que abona a lo revelado esta semana por Coulthart.

Fuente: DS. Edición: MP.