Inicio Cosas que pasan Inician misión para encontrar al faraón Keops, ¡pero no dentro de la...

Inician misión para encontrar al faraón Keops, ¡pero no dentro de la Gran Pirámide!

En caso de ser exitosa, esta misión podría demostrar definitivamente que la Gran Pirámide jamás sirvió como la tumba de un faraón.

El Dr. Yoshimura observa el trabajo de remoción de arena en un sitio de excavación en Guiza, Egipto.

El Dr. Yoshimura (a la izquierda, sentado y con sombrero) observa el trabajo de remoción de arena en un sitio de excavación en Guiza, Egipto. Crédito: Michinari Nishida.

Si fueras el gobernante poderoso del antiguo Egipto, ser enterrado en la estructura más grandiosa jamás construida sería, por supuesto, un final apropiado. Pero, por otro lado, si deseabas que tu cuerpo momificado y tus bienes terrenales estuvieran a salvo por toda la eternidad, ¿sería realmente la Gran Pirámide el mejor lugar para colocarlos?

Solo sería un proyecto de vanidad destinado a atraer la inevitable atención no deseada de saqueadores de tumbas. Y, al parecer, el faraón Keops (o Khufu) de la IV Dinastía estaba al tanto de esto. De hecho, en contra de lo que sostiene el establishment egiptológico, Heródoto afirmó que fue sepultado en una tumba subterránea y que un afluente del Nilo la atravesaba, con las aguas fluyendo alrededor de una isla en la que estaba enterrado el rey —y el historiador griego no se refería a la inacabada Cámara Subterránea de la Gran Pirámide, que ciertamente no se utilizó—.

Otro hecho que apunta a que la maravilla antigua jamás fue usada como tumba de Keops, es que jamás se halló su sarcófago o momia en el interior —donde, dicho sea de paso, tampoco se hallaron inscripciones dignas un faraón—. Y la llamada Cámara del Rey habría sido utilizada en realidad, según sostienen algunos teóricos, a modo de cenotafio.

Entonces ¿dónde yace realmente la momia de Keops? Un egiptólogo, el Dr. Sakuji Yoshimura, cree tener la respuesta. Su equipo, conformado por investigadores japoneses y egipcios, ha dado inicio a las excavaciones en una zona conocida como el Cementerio Occidental, cercano a la imponente Gran Pirámide de Guiza.

En rojo, el área actualmente en excavación, donde podrían estar los restos del faraón Keops.

Sondeos preliminares utilizando un radar de penetración terrestre capturaron imágenes que parecían ser vestigios de una antigua estructura, brindando la esperanza de que la excavación conduzca a un hallazgo trascendente. De acuerdo a Yoshimura, los trabajos para llegar al punto sobre la roca madre, donde se cree que se encuentran los restos, podría llevar hasta principios de marzo.

El sitio investigado por el equipo del egiptólogo japonés ha permanecido inalterado durante largo tiempo, y apenas ahora, tras numerosos años de gestiones, las autoridades han otorgado el permiso necesario.

«Puede ser una ilusión, pero es importante creer hasta el final», dijo Yoshimura. «Espero que podamos lograr un descubrimiento maravilloso».

Fuente: The Japan News/Yomiuri. Edición: MP.