Irina Shayk y Bradley Cooper: una pareja como otra cualquiera, con sus peleas

Lo más normal del mundo es ver a una pareja discutir, eso es algo que tenemos todos claro. Ahora bien, si la pareja es la formada por Irina Shayk y Bradley Cooper y encima estás en un evento como la final de Wimbledon pues hombre… sabes que al día siguiente va a ser lo más comentado.

Que digo yo que hay que tener un poco de cuidado con estas cosas pero habrá momentos en los que ni así. El tema es que ayer os fotógrafos estuvieron más pendientes de Bradley Cooper e Irina Shayk que del propio partido después de que la pareja montara un poco el numerito. Allí estaban para apoyar a Andy Murray en la final de Wimbledon y atención a los caretos de Irina, que normal que las cámaras de la BBC no se quisieran perder detalle en cuanto se dieron cuenta del momento.

Ella tanto con cara de pocos amigos y hasta de asquete hacia su novio como con cara compungida, a punto de llorar y secándose la lagrimilla con el dedo para que no fuera la cosa a más. Él tratando de hablarle y arreglar el asunto, con expresión de ‘menuda me está liando por nada’. Un percal.

Lo mejor es que a unos asientos de distancia estaba sentada, y ajena a todo Suri, la ex de Bradley, y también hay quien ha dicho que podría tener ella algo que ver en despertar los celos de Irina. Yo creo que era más por algún comentario que no gustó o porque no quería acompañarla al baño o alguna chorrada del estilo, Vamos, que son una pareja normal y pasan estas cosas.

Vía | Twitter e Instagram
En Poprosa | El fin de semana en Wimbledon hubo tenis y muchas celebrities

Temas

Loading...