La astronauta Peggy Whitson toca tierra luego de establecer un récord en el espacio

Tres habitantes de la Estación Espacial Internacional regresaron sanos y salvos a la Tierra este fin de semana, aterrizando en Kazajistán con el módulo de la nave espacial Soyuz MS-04. Entre ellos se encontraba Peggy Whitson, de 57 años, quien completó un total de 665 días en órbita, un récord estadounidense.

Peggy Whitson tras su regreso.

Peggy Whitson tras su regreso.

Durante su tercera misión a bordo de la estación, Whitson pasó gran parte de su tiempo realizando experimentos, incluyendo estudios de tejido pulmonar canceroso o células óseas. La astronauta también completó cuatro caminatas espaciales, sumándolas a sus seis salidas anteriores, batiendo el récord femenino de tiempo en caminatas espaciales.

En abril rompió el récord estadounidense de 534 días en el espacio. Solo siete hombres rusos han registrado más tiempo, entre ellos Gennady Padalka, que estuvo 878 días.

El regreso

Junto a Whitson, regresaron a casa el cosmonauta Fiodor Yurchíjin y el astronauta Jack Fisher. Durante el ingreso en la atmósfera, la temperatura afuera de la nave alcanzó los 1.400 grados Celsius. El escudo térmico de Soyuz ayudó a mantener a la tripulación relativamente fresca durante el frenético descenso. En los últimos 15 minutos, una serie de paracaídas fueron desplegados para disminuir la velocidad, seguidos del encendido de 6 motores que amortiguaron el aterrizaje.

Mientras que Yurchíjin fue transportado inmediatamente al centro espacial en Moscú, Whitson y Fischer no corrieron con la misma suerte de regresar directo a su nación de origen. Debido a las inundaciones devastadoras provocadas por el huracán Harvey, el Centro Espacial Johnson en Houston fue cerrado por la NASA, que tuvo que poner en marcha un plan de contingencia para traer a sus astronautas, informa Space.com.

De izquierda a derecha: Peggy Whitson (NASA), Fiodor Yurchíjin (Roscosmos) y Jack Fischer (NASA) posan para la foto luego de aterrizar en Zhezkazgan, Kazajistán, el 3 de septiembre de 2017 (hora local)

De izquierda a derecha: Peggy Whitson (NASA), Fiodor Yurchíjin (Roscosmos) y Jack Fischer (NASA) posan para la foto luego de aterrizar en Zhezkazgan, Kazajistán, el 3 de septiembre de 2017 (hora local)

«Los efectos colaterales del huracán impidieron que el avión de la NASA saliera de Houston a tiempo», dijo el comentarista de la NASA Rob Navias durante la transmisión del aterrizaje. «La Agencia Espacial Europea ofreció su avión para llevar a nuestros astronautas hacia la ciudad de Colonia, Alemania, donde serán recogidos y llevados a Houston».

Loading...