La complicada relación entre Carrie Fisher y su madre, Debbie Reynolds

Tan solo un día separan las muertes de Carrie Fisher y Debbie Reynolds. La actriz que encarnó a la princesa más famosa de la galaxia fallecía este martes dejando un profundo hueco en su madre que, tras un derrame cerebral, ha fallecido este miércoles 28 de diciembre en Los Ángeles.

Todd Fisher, hijo y hermano de ambas mujeres, ha declarado que su madre quería estar con su hermana. «Es verdad, ahora está con Carrie», ha apuntado el guionista a Variety. Pero la relación entre madre e hija no siempre fue fácil. Durante la juventud de Carrie Fisher, ambas estuvieron diez años sin hablarse, tal y como desveló Debbie Reynolds en una entrevista a People. «Ella no me habló durante diez años. Eso fue lo más difícil de todo. Muy doloroso, me rompió el corazón», aseguró.

«A Carrie le llevó treinta años ser feliz conmigo. Nunca he sabido cuál fue el verdadero problema. Tuve que trabajar en ello. Siempre he sido una buena madre, pero siempre he estado en el mundo del espectáculo y en el escenario. No cocino galletitas ni me quedo en casa», declaró Reynolds en la misma entrevista a People antes de la muerte de su hija.

De la complicada relación entre ambas nació «Postales desde el filo», una novela semibiográfica escrita por Carrie Fisher que más tarde fue llevada a la gran pantalla. En ella, Fisher desgranaba el lado menos conocido de la vida de dos actrices de distinta generación, madre e hija, y sus relaciones marcadas por el alcohol y las drogas. La protagonista, volvía a casa tras salir de un centro de rehabilitación.

Años más tarde, y con su reconciliación en proceso, en una entrevista con Oprah, ambas actrices abordaron su pasado y su relación. «Tuvimos una relación volátil cuando tenía veinte años. No quería estar a su lado. Yo no quería ser la hija de Debbie Reynolds», confesó Carrie Fisher. Una relación que ambas mujeres construyeron durante décadas.

«Ser mi hija fue difícil para Carrie porque en la escuela el profesor la llamaba Debbie. Pero supongo que no estaba tan mal porque ahora yo soy la madre de la princesa Leia en cualquier sitio al que voy», dijo Reynolds, en tono irónico, en 2011 en una entrevista conjunta con su hija en el programa de Oprah Winfrey.

Loading...