Inicio Cosas que pasan La ESA publica impresionantes videos de lo que vio su sonda espacial...

La ESA publica impresionantes videos de lo que vio su sonda espacial al acercarse al Sol

Una nave espacial que gira alrededor del Sol hizo su primer acercamiento y filmó el encuentro con glorioso detalle.

El Solar Orbiter de la Agencia Espacial Europea (ESA) entró en el encuentro cercano, conocido como perihelio, el pasado 26 de marzo, llegando a una distancia de alrededor de 48 millones de kilómetros (30 millones de millas), dentro de la órbita de Mercurio. En esa proximidad, las temperaturas alcanzaron alrededor de 500 grados Celsius (930 grados Fahrenheit). Se espera que los futuros perihelios se acerquen aún más y sean más calientes.

A medida que giraba en picada alrededor de su órbita, la nave espacial vio el Sol como nunca antes lo habíamos visto, incluida una característica fascinante y misteriosa apodada «erizo», y vistas detalladas de los —generalmente ocultos— polos solares.

Estas nuevas observaciones, tomadas con los 10 instrumentos científicos de Solar Orbiter trabajando juntos por primera vez, deberían proporcionar una gran cantidad de datos para desentrañar el comportamiento del Sol, incluidos sus tormentosos campos magnéticos y el clima a veces caótico que estalla en el espacio interplanetario.

Ahora, la ESA ha publicado un video del acercamiento de su sonda, mostrando una magnífica vista de nuestra estrella anfitriona.

Polos

Solar Orbiter está configurado para marcar una gran diferencia en la ciencia solar, sobre todo porque puede mostrarnos partes del Sol que normalmente no podemos ver. Por ejemplo, debido al punto de vista de la Tierra en órbita alrededor del ecuador del astro, sus polos son extremadamente difíciles de estudiar; solo una nave espacial que orbite por encima y por debajo del Sol puede ver esas regiones.

Se cree que las regiones polares son regiones extremadamente importantes para los campos magnéticos solares que juegan un papel tan fundamental en la actividad solar. Sin embargo, debido a que los polos son tan difíciles de ver, no sabemos qué sucede con los campos magnéticos allí. Con su conjunto de instrumentos, Solar Orbiter ofrece una visión sin precedentes de estas enigmáticas regiones.

Su vista del polo sur solar el 30 de marzo reveló una región hirviendo con líneas de campo magnético en bucle que se alejaban del Sol.

Erizo

El «erizo» solar es otra fascinación. También fue capturado el 30 de marzo, y los físicos aún no han descubierto exactamente qué es y cómo se formó. Consiste en una región relativamente pequeña de unos 25.000 kilómetros de ancho, fotografiada en ultravioleta extremo para revelar la actividad en ella.

Y qué actividad: picos calientes y menos calientes de gas solar sobresalen en todas direcciones en la corona solar, o atmósfera, como la cabecera de la cama solar.

«Las imágenes son realmente impresionantes», dijo el físico solar David Berghmans del Observatorio Real de Bélgica. «Incluso si Solar Obiter dejara de tomar datos mañana, estaría ocupado durante años tratando de resolver todo esto».

Viento

El objetivo principal de Solar Orbiter es ayudar a los científicos a comprender el efecto que tiene el Sol en toda la heliosfera —o la esfera de influencia solar definida por el viento solar—, cuyo límite se extiende más allá de la órbita de Plutón. Ese viento solar sopla partículas y campos magnéticos hacia el espacio interplanetario, enredándose con los planetas con efectos tangibles.

Cuanto más se acerque Solar Orbiter al Sol, mejor podrá muestrear cómo sopla el viento solar. A medida que se acercaba al perihelio, el 21 de marzo, detectó un flujo de partículas energéticas —e incluso desde esta distancia, la detección fue reveladora—. Las más energéticas llegaron primero, seguidas de las menos energéticas. Esto sugirió que las partículas no se produjeron cerca de la posición de Solar Orbiter, sino cerca de la superficie del Sol.

Otros instrumentos recogieron eventos solares que podrían haber producido las partículas, acelerándolas hacia el espacio, incluida una llamarada solar y una eyección de masa coronal, no muy diferente a una CME observada por la nave espacial el 10 de marzo, que se ve a continuación.

Más activo

El Sol actualmente está bastante activo, lo que significa que la nave espacial enviará a casa una gran cantidad de datos valiosos sobre la actividad solar. Tiene al menos 14 perihelios más programados antes de 2030, en los que se acercará a 40 millones de kilómetros del Sol, utilizando los sobrevuelos de Venus para aumentar su velocidad mientras gira.

Este primer perihelio, tan rico en nuevos datos y observaciones, es una tentadora muestra de la bonanza solar por venir.

«Estamos encantados con la calidad de los datos de nuestro primer perihelio», comentó el físico solar Daniel Müller, científico del proyecto de la ESA para Solar Orbiter. «Es casi difícil de creer que esto es solo el comienzo de la misión. De hecho, vamos a estar muy ocupados».

Fuente: ESA. Edición: MP.

Publicidad