Inicio Cosas que pasan La NASA presenta una espectacular nueva vista del horizonte de Marte

La NASA presenta una espectacular nueva vista del horizonte de Marte

El orbitador Odyssey capturó nubes y polvo en los cielos de Marte, junto con una de sus dos diminutas lunas.

Los astronautas a menudo reaccionan con asombro al ver la curvatura de la Tierra desde la Estación Espacial Internacional. Ahora, los científicos de Marte tienen un pequeño vistazo de esa experiencia, gracias al orbitador Odyssey de la NASA, que completó su vigésimo segundo año en el planeta rojo el mes pasado.

La nave espacial capturó una serie de imágenes panorámicas que muestran el paisaje curvo marciano debajo de capas vaporosas de nubes y polvo. Estas 10 imágenes, unidas, no solo ofrecen una visión fresca y sorprendente de Marte, sino también información valiosa que ayudará a los científicos a obtener nuevos conocimientos sobre la atmósfera marciana.

Esta inusual vista del horizonte de Marte fue capturada por el orbitador Odyssey utilizando su cámara THEMIS, en una operación que llevó tres meses planificar. Imagen en alta resolución AQUÍ. Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU

Las imágenes fueron tomadas en mayo desde una altitud de aproximadamente 400 kilómetros, la misma altitud a la que la estación espacial vuela sobre la Tierra.

«Si hubiera astronautas en órbita sobre Marte, esta sería la perspectiva que tendrían», dijo Jonathon Hill de la Universidad Estatal de Arizona, líder de operaciones de la cámara de Odyssey, llamada el Sistema de Imágenes de Emisión Térmica (THEMIS, por sus siglas en inglés). «Ninguna nave espacial ha tenido esta vista antes en Marte».

Cómo se hizo

La razón por la cual la vista es tan inusual se debe a los desafíos involucrados en su creación. Ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL por sus siglas en inglés) de la NASA en el sur de California, que gestiona la misión, y Lockheed Martin Space, que construyó Odyssey y co-lidera las operaciones diarias, pasaron tres meses planificando las observaciones de THEMIS. La sensibilidad de la cámara infrarroja al calor le permite mapear hielo, roca, arena y polvo, junto con cambios de temperatura, en la superficie del planeta.

También puede medir cuánto hielo de agua o polvo hay en la atmósfera, pero solo en una columna estrecha directamente debajo de la nave espacial. Esto se debe a que THEMIS está fijo en su lugar en el orbitador y generalmente apunta hacia abajo.

La misión buscaba una visión más amplia de la atmósfera. Ver dónde están esas capas de nubes de hielo de agua y polvo en relación entre sí —ya sea que haya una capa o varias apiladas una sobre otra— ayuda a los científicos a mejorar los modelos de la atmósfera de Marte.

«Lo veo como observar una sección transversal, una rebanada a través de la atmósfera», dijo Jeffrey Plaut, científico del proyecto Odyssey en JPL. «Hay muchos detalles que no se pueden ver desde arriba, que es cómo THEMIS normalmente realiza estas mediciones».

Debido a que THEMIS no puede girar, ajustar el ángulo de la cámara requiere ajustar la posición de toda la nave espacial. En este caso, el equipo necesitó rotar el orbitador casi 90 grados mientras se aseguraba de que el Sol aún iluminara los paneles solares de la nave espacial pero no equipos sensibles que pudieran sobrecalentarse. La orientación más fácil resultó ser una en la que la antena del orbitador apuntaba lejos de la Tierra. Esto significó que el equipo no tuvo comunicación con Odyssey durante varias horas hasta que se completó la operación.

La misión Odyssey espera tomar imágenes similares en el futuro, capturando la atmósfera marciana a lo largo de múltiples estaciones.

Fobos

Para aprovechar al máximo su esfuerzo, la misión también capturó imágenes de la pequeña luna de Marte, Fobos. Esto marca la séptima vez en 22 años que el orbitador ha apuntado THEMIS a la luna para medir variaciones de temperatura en su superficie.

El orbitador Mars Odyssey de la NASA utilizó su cámara THEMIS para capturar esta serie de imágenes de Fobos, una de las dos diminutas lunas del planeta rojo. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

«Obtuvimos un ángulo y condiciones de iluminación diferentes a las que estamos acostumbrados», detalló Hill. «Eso lo convierte en una parte única de nuestro conjunto de datos sobre Fobos».

Las nuevas imágenes proporcionan información sobre la composición y propiedades físicas de la luna. Un estudio más profundo podría ayudar a resolver un debate sobre si Fobos, que mide aproximadamente 25 kilómetros de diámetro, es un asteroide capturado o un antiguo fragmento de Marte que fue expulsado de la superficie por un impacto.

Fuente: NASA. Edición: MP.