Inicio Cosas que pasan La pandemia podría haber causado la extinción de dos cepas de gripe,...

La pandemia podría haber causado la extinción de dos cepas de gripe, dicen científicos

Los científicos creen que las medidas de seguridad pandémicas del COVID-19, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, podrían haber provocado inadvertidamente la extinción de varias cepas de gripe.

Una imagen de microscopio electrónico de viriones de influenza A H3N2. Crédito: Fred Murphy/CDC vía AP.

Desde marzo de 2020, los investigadores no han detectado dos cepas de gripe que antes eran comunes, según reporta Gizmodo. Más específicamente, las cepas que «faltan» son el linaje Yamagata de influenza B y el clado 3c3 del virus de influenza A H3N2.

La desaparición de las cepas es parte de la tendencia más amplia de casos de gripe que se desploman durante la pandemia. Muchos investigadores atribuyen el aumento al uso de las mascarillas, el distanciamiento social y los encierros como razones de la inactividad general de la gripe.

Sin embargo, hay un problema: aunque los científicos no han detectado las cepas en más de un año (y tienen la esperanza de que se hayan extinguido), advierten que es posible que todavía estén ahí.

«El hecho de que nadie lo haya visto no significa que haya desaparecido por completo, ¿verdad? Pero bien podría ser así», dijo Florian Krammer, virólogo de la Escuela de Medicina Mount Sinai en Nueva York, a STAT News.

Crédito: Eugene Hoshiko/AP.

Incluso si las cepas no se han extinguido, su desaparición facilita el desarrollo de vacunas contra la influenza para los científicos. Eso se debe a que cada año, los investigadores tienen la tarea de hacer conjeturas fundamentadas sobre qué cepas de gripe serán un problema con meses de anticipación, según NPR.

Con dos cepas comunes fuera de la ecuación, hace que la decisión de en cuáles enfocarse sea mucho más fácil para los desarrolladores de vacunas.

Una cosa que es segura es que hay una buena razón para seguir usando mascarillas —aunque sea solo en invierno e incluso cuando la pandemia haya terminado—, especialmente porque hay mucha evidencia que muestra su eficacia para detener la propagación de virus en el aire como la gripe.

Fuente: NeoScope. Edición: MP.