La Policía considera insuficiente el despliegue para el Madrid-Borussia: “Son alemanes…”

Según ha sabido El Confidencial Digital, 5 grupos de la Unidad de Intervención Policial han sido movilizados para el encuentro entre madrileños y alemanes, lo que hace un despliegue total de unos 250 agentes antidisturbios para este partido.

Los policías proceden de unidades de toda España: la de Granada-Málaga; la de Pamplona-Bilbao; la de Valladolid; y la de La Coruña-Vigo. Una importante movilización que, sin embargo, no ha convencido a los compañeros de Madrid, al considerarla insuficiente para un partido de esta envergadura.

Son alemanes…”

Las fuentes consultadas por ECD explican que el despliegue es inferior al de otras ocasiones porque “es el último partido de la fase de grupos y ya está todo decidido”. Además, estamos en plena semana de puente y se espera menos masificación que en otras ocasiones.

No obstante, desde la UIP de Madrid aseguran que, pese a no haber sido considerado de “alto riesgo”, el partido puede traer consigo problemas para los agentes que se han movilizado para tal evento.

En concreto, recuerdan que se prevé la llegada de un gran número de aficionados del Borussia, y que éstos “son alemanes, beben mucha cerveza y luego pasa lo que pasa…”. Por tanto, añaden, deberían estar más controlados.

Doble de agentes para el Atlético-Bayern

El despliegue parece aún más pequeño si se compara con el que tuvo lugar el pasado mes de septiembre para un partido muy similar: el que enfrentó al Atlético de Madrid contra los alemanes del Bayern de Múnich en el estadio Vicente Calderón.

Entonces, el despliegue total fue de unos mil agentes, 600 de ellos antidisturbios. A ellos les acompañaron agentes de la Unidad Canina, de las unidades de Prevención y Reacción y de la unidad de Caballería, entre otros. Una diferencia, en cuanto al número de efectivos, que se justifica en que ese partido sí fue considerado de “alto riesgo”.

Lo mismo ocurrió en el Bernabéu en el partido del Real Madrid frente al Legia de Varsovia. La ameanza de los aficionados violentos del equipo polaco movilizó entonces a cerca de 2.000 policías que, sin embargo, no pudieron evitar disturbios en las calles.

Loading...