La tasa de ahorro de los hogares cae al 1,8% en el tercer trimestre

La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin ánimo de lucro bajó al 1,8% de su renta disponible en el tercer trimestre de este año, un punto menos que en el mismo periodo de 2015, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta es la peor tasa de un tercer trimestre de toda la serie histórica que comienza en 1999.

Según las Cuentas Trimestrales no Financieras de los Sectores Institucionales, la economía nacional presentó una capacidad de financiación frente al resto del mundo de 7.569 millones de euros en el tercer trimestre del año (el 2,8 % del PIB).

Esta cifra es 440 millones superior a la estimada para el mismo trimestre del año anterior (7.129 millones, un 2,7 % del PIB). El INE explica que la mayor capacidad de financiación se debió a un mayor saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios, que ascendió a 11.860 millones.

Por el contra, se redujo el saldo negativo de rentas y transferencias corrientes con el resto del mundo (-4.884 millones), al tiempo que también disminuyó el saldo de transferencias de capital, que fue de 593 millones, lo que supone un descenso de 908 millones respecto al tercer trimestre de 2015.

Asimismo, la renta disponible bruta de los hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) se incrementó el 1,8%, hasta los 162.843 millones.

Este aumento se produjo como consecuencia del incremento conjunto del 3,3% del excedente de explotación bruto y de la renta bruta, y a que la remuneración percibida por los asalariados creció el 3,2 %.

Sin embargo, el saldo neto de las rentas de la propiedad percibidas (intereses, dividendos, etc.) bajó el 6% en comparación con el tercer trimestre de 2015. Además, el importe de prestaciones sociales recibidas se incrementó un 2% y el de las otras transferencias corrientes, el 122,9 %; mientras que también aumentaron la cuantía pagada como impuestos corrientes (7,5 %) y como cotizaciones sociales (4,4 %).

El gasto en consumo final de los hogares e ISFLSH durante el tercer trimestre de 2015 ascendió a 159.424 millones, un 2,6 % más que en el mismo periodo del año anterior.

En consecuencia, el ahorro bruto de los hogares disminuyó un 35 %, hasta los 2.859 millones de euros, frente a los 4.423 millones del tercer trimestre de 2015. La renta disponible bruta de las sociedades no financieras se incrementó el 6,8 % y alcanzó los 45.871 millones, en tanto que la de las Administraciones Públicas subió el 5,6 %, hasta los 56.445 millones.

Cabe destacar que las Administraciones Públicas generaron en el tercer trimestre del año una capacidad de financiación de 2.478 millones de euros, de forma que se trata de la primera vez, en nueve años, que obtienen superávit (desde el tercer trimestre de 2007).

No obstante, en el acumulado de los nueve primeros meses del año, el sector público tuvo un déficit de 31.107 millones de euros, el 3,78% del PIB del periodo. La renta disponible bruta del sector instituciones financieras creció el 5,9% en el tercer trimestre, hasta los 4.669 millones.

Loading...