Inicio Cosas que pasan La Tierra está rotando más rápido de lo que lo ha hecho...

La Tierra está rotando más rápido de lo que lo ha hecho en medio siglo

Incluso el tiempo no escapó indemne del 2020.

Los 28 días más rápidos registrados (desde 1960) ocurrieron en 2020, y la Tierra completó sus revoluciones alrededor de su eje milisegundos más rápido que el promedio.

Eso no es particularmente alarmante: la rotación del planeta varía ligeramente todo el tiempo, impulsada por variaciones en la presión atmosférica, los vientos, las corrientes oceánicas y el movimiento del núcleo. Pero es un inconveniente para los cronometradores internacionales, que utilizan relojes atómicos ultraprecisos para medir la hora universal coordinada (UTC) por la que todos ajustan sus relojes. Cuando el tiempo astronómico, establecido por el tiempo que tarda la Tierra en hacer una rotación completa, se desvía de la UTC en más de 0,4 segundos, la UTC tiene que ser ajustada.

Hasta ahora, estos ajustes han consistido en añadir un «segundo intercalar» al año a finales de junio o diciembre, volviendo a alinear el tiempo astronómico y el tiempo atómico. Estos segundos intercalares se agregaron porque la tendencia general de la rotación de la Tierra se ha ralentizado desde que comenzaron las mediciones precisas por satélite a fines de la década de 1960 y principios de la de 1970.

Desde 1972, los científicos han agregado segundos intercalares cada año y medio, en promedio, según el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST). La última incorporación se produjo en 2016, cuando en la víspera de Año Nuevo a las 23 horas, 59 minutos y 59 segundos, se agregó un «segundo intercalar» adicional.

Sin embargo, según Time and Date, la reciente aceleración en el giro de la Tierra tiene a los científicos hablando por primera vez sobre un segundo intercalar negativo. En lugar de agregar un segundo, es posible que deban restar uno. Eso es porque la duración promedio de un día es de 86,400 segundos, pero un día astronómico en 2021 registrará, en promedio, 0.05 milisegundos menos. A lo largo del año, el acumulado resultará en un retraso de 19 milisegundos en el tiempo atómico.

«Es muy posible que se necesite un segundo intercalar negativo si la tasa de rotación de la Tierra aumenta aún más, pero es demasiado pronto para decir si es probable que esto suceda», dijo a The Telegraph el físico Peter Whibberley, del Laboratorio Nacional de Física del Reino Unido. «También se están llevando a cabo discusiones internacionales sobre el futuro de los segundos intercalares, y también es posible que la necesidad de un segundo intercalar negativo pueda impulsar la decisión de terminar definitivamente con los segundos intercalares».

El año 2020 ya fue más rápido de lo habitual, astronómicamente hablando.

La Tierra rompió el récord anterior del día astronómico más corto, establecido en 2005, 28 veces. El día más corto de ese año, el 5 de julio, vio a la Tierra completar una rotación 1.0516 milisegundos más rápido que 86.400 segundos. El día más corto de 2020 fue el 19 de julio, cuando el planeta completó un giro 1.4602 milisegundos más rápido que 86.400 segundos.

De acuerdo al NIST, los segundos intercalares tienen sus pros y sus contras. Son útiles para asegurarse de que las observaciones astronómicas estén sincronizadas con la hora del reloj, pero pueden ser una molestia para algunas aplicaciones de registro de datos e infraestructura de telecomunicaciones. Algunos científicos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones han sugerido dejar que la brecha entre el tiempo astronómico y atómico se amplíe hasta que se necesite una «hora bisiesta», lo que minimizaría la interrupción de las telecomunicaciones. (Los astrónomos tendrían que hacer sus propios ajustes mientras tanto).

El Servicio Internacional de Sistemas de Referencia y Rotación de la Tierra (IERS) en París, Francia, es responsable de determinar si es necesario sumar o restar un segundo intercalar. Actualmente, el IERS no muestra nuevos segundos intercalares programados para agregarse, según el Centro de Orientación de la Tierra del servicio.

Fuente: Live Science. Edición: MP.