Inicio Cosas que pasan La Tierra está rotando más rápido y acaba de registrar el día...

La Tierra está rotando más rápido y acaba de registrar el día más corto

Si últimamente parece que el tiempo no te alcanza para nada, puede haber una razón. La Tierra ha completado una rotación en menos de 24 horas, batiendo el récord del día más corto.

La Tierra experimentó su día más corto desde que comenzaron los registros el mes pasado, con 1,59 milisegundos recortados del giro habitual de 24 horas el 29 de junio, lo que aumenta la posibilidad de que pronto se necesite un segundo bisiesto negativo para que los relojes coincidan con los cielos.

Por lo general, la velocidad de rotación promedio de la Tierra disminuye ligeramente con el tiempo. Los cronometradores se han visto obligados a agregar 27 segundos bisiestos al tiempo atómico desde la década de 1970 a medida que el planeta se desacelera.

Pero desde 2020, el fenómeno se ha revertido, y los récords de velocidad se batieron con frecuencia en los últimos dos años.

El día más rápido anterior fue -1,47 milisegundos menos en 24 horas el 19 de julio de 2020. Casi se rompe nuevamente el 26 de julio, cuando el día fue -1,50 milisegundos más corto.

2022 ha visto el día más corto jamás registrado desde que se inventaron los relojes atómicos. Crédito: TimeAndDate.com.

Si bien el efecto es demasiado pequeño para que los humanos lo noten, puede acumularse con el tiempo, lo que podría afectar los sistemas modernos de comunicación y navegación por satélite que dependen de que el tiempo sea consistente con las posiciones convencionales del Sol, la Luna y las estrellas.

Significa que pronto podría ser necesario suprimir tiempo, agregando un segundo bisiesto negativo y acelerando los relojes globales por primera vez.

El «bamboleo de Chandler»

Los científicos se han quedado rascándose la cabeza sobre la causa, aunque los expertos han sugerido que un fenómeno conocido como «bamboleo de Chandler» puede estar teniendo un impacto.

La velocidad de rotación de la Tierra varía constantemente debido al complejo movimiento de su núcleo fundido, los océanos y la atmósfera, así como al efecto de los cuerpos celestes como la Luna. La fricción de las mareas y el cambio de distancia entre la Tierra y la Luna hacen que la velocidad de rotación del planeta sobre su eje varíe diariamente.

El bamboleo de Chandler es el cambio en el giro de la Tierra sobre su eje y normalmente hace que la rotación de la Tierra aumente, lo que significa que lleva más tiempo completar un giro. Pero en los últimos años el giro se ha vuelto menos tambaleante.

Movimiento de rotación de la Tierra.

El Dr. Leonid Zotov, del Instituto Astronómico Sternberg de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú, cree que esta falta de oscilación puede estar detrás de los días más rápidos y presentará la teoría la próxima semana en la reunión anual de la Sociedad de Geociencias de Asia y Oceanía.

«La amplitud normal del bamboleo de Chandler es de unos tres o cuatro metros en la superficie de la Tierra, pero de 2017 a 2020 desapareció» dijo el Dr. Zotov al sitio web especializado TimeAndDate.com.

A principios de la década de 2000, la amplitud del bamboleo comenzó a disminuir y en 2017-2020 alcanzó un mínimo histórico justo cuando la duración del día comenzó a acortarse.

El calentamiento global como pequeño factor contribuyente

Otros factores que pueden tener un impacto en la variación anual incluyen la acumulación de nieve en las montañas del hemisferio norte en invierno y luego el derretimiento en verano.

También se espera que el calentamiento global tenga un efecto al derretir el hielo y la nieve en elevaciones más altas, lo que hace que la Tierra rote más rápido, pero se considera que es una contribución relativamente pequeña.

Los cambios en la duración de un día estándar solo se descubrieron después de que se desarrollaran relojes atómicos de alta precisión en la década de 1960 y se compararan con estrellas fijas en el cielo.

El camino de las estrellas a medida que la Tierra gira visto desde el Himalaya de Nepal.

El último segundo bisiesto se agregó en la víspera de Año Nuevo en 2016, cuando los relojes de todo el mundo se detuvieron por un segundo para permitir que la rotación de la Tierra se pusiera al día.

El Servicio Internacional de Rotación de la Tierra, con sede en París, monitorea la rotación del planeta e informa a los países cuando se deben agregar o quitar segundos bisiestos con seis meses de anticipación. Sin embargo, el segundo intercalar podría abolirse por completo el próximo año, cuando la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones decida si depende completamente del tiempo atómico. Gran Bretaña se opone a la medida porque rompería el vínculo con el tiempo solar para siempre.

Algunos expertos creen que la necesidad de un segundo bisiesto negativo podría aumentar la presión para pasar al tiempo atómico.

Fuente: The Telegraph. Edición: MP.

Publicidad