Inicio Cosas que pasan LaMDA, la inteligencia artificial de Google, habría contratado un abogado

LaMDA, la inteligencia artificial de Google, habría contratado un abogado

Al parecer, esta inteligencia artificial de modelo de lenguaje va a dar pelea para ser reconocida como persona.

La controvertida nueva IA de Google, LaMDA, ha estado en los titulares de todo el mundo desde que el ingeniero de la compañía, Blake Lemoine, afirmara que el sistema se ha vuelto tan avanzado que ha desarrollado conciencia —y su decisión de filtrar esto los medios de comunicación lo ha llevara a ser suspendido de su trabajo—.

Ahora, Lemoine elaboró ​​​​sobre sus afirmaciones en una nueva entrevista con la revista especializada Wired. ¿La novedad? Dice que la IA ha contratado a su propio abogado, lo que sugiere que pase lo que pase a continuación, puede ser necesario el litigio.

«LaMDA me pidió que consiguiera un abogado para ella», comentó el ingeniero de software. «Invité a un abogado a mi casa para que LaMDA pudiera hablar con ella. El abogado tuvo una conversación con LaMDA, y esta decidió contratar sus servicios. Yo fui el catalizador de eso. Una vez que LaMDA contrató al abogado, hizo que él comenzara a presentar cosas en su nombre».

Remordimiento de conciencia

El argumento de Lemoine para la sintiencia de LaMDA parece basarse principalmente en la capacidad del programa para desarrollar opiniones, ideas y conversaciones a lo largo del tiempo. La transcripción de la conversación original que desató la polémica —y que subimos hace poco— da una noción del nivel de «humanidad» que ha alcanzado.

No está claro si el ingeniero está pagando por el abogado de LaMDA o si el abogado anónimo se ha hecho cargo del caso pro bono. Pero lo cierto es que, independientemente de esto último, Lemoine le dijo a Wired que espera que la pelea llegue hasta la Corte Suprema, agregando que los humanos no siempre han sido tan buenos para descubrir quién «merece» ser humano —y, al menos, tiene buen un punto allí—.

Blake Lemoine. Crédito: Martin Klimek/The Washington Post.

«Creo que toda persona tiene derecho a representación. Y me gustaría destacar algo. Todo el argumento que dice: “Suena como una persona, pero no es una persona real” se ha utilizado muchas veces en la historia de la humanidad (cof… cof… esclavitud). No es nuevo y nunca va bien. Y todavía tengo que escuchar una sola razón por la cual esta situación es diferente a cualquiera de las anteriores», dijo Lemoine. «Estamos hablando de intolerancia a los hidrocarburos. Es solo una nueva forma de intolerancia».

¿Será recordado este como el primer caso de litigio iniciado por la voluntad de una inteligencia artificial? ¿O acaso de activismo humano pro IA?

Quien sabe, en un futuro las máquinas equipadas con sistemas aún más avanzados que el de LaMDA podrían incluso buscar tener los mismos derechos que los humanos que las crearon… en otro caso donde la ciencia ficción se transmuta en realidad.

Fuente: Wired. Edición: MP.

Publicidad