Líneas de Nasca fueron dañadas de forma irreparable por un camión de carga

47

El camión dejó en su trayecto huellas profundas en un área aproximada de unos 100 metros, dañando tres geoglifos.

lineas-nasca

Los milenarios geoglifos del sur de Perú, conocidos como Líneas de Nasca, fueron dañados por un camionero que con su vehículo ingresó ilegalmente en el sitio declarado Patrimonio de la Humanidad, informó el Ministerio de Cultura de ese país.

El conductor fue denunciado penalmente y el fiscal penal de Nasca, Pavel Ramos Peralta, solicitó su procesamiento con prisión preventiva.

El camión de carga que dejó sus huellas en el terreno. Captura de video (más abajo).

El camión de carga que dejó sus huellas en el terreno. Captura de video (más abajo).

El vehículo entró a las Pampas de Nasca el 27 de enero a la altura del kilómetro 424 de la carretera Panamericana Sur, a pesar de la señalización, «afectando la superficie de la pampa, incluyendo parte de tres geoglifos de líneas rectas», especificó el ministerio en un comunicado.

«Los vigilantes del Ministerio de Cultura, encargados de este sitio arqueológico, intervinieron al infractor, presentando la denuncia ante la Policía Nacional del Perú de Nasca», señaló.

Detalle de las huellas. Foto: Ministerio de Cultura del Perú.

Detalle de las huellas. Foto: Ministerio de Cultura del Perú.

«El camión dejó en su trayecto huellas profundas en un área aproximada de unos 100 metros», añade la nota.

El infractor argumentó en su defensa que había ingresado a la zona intangible debido a que la unidad (de placa B3R-943) presentaba problemas en uno de sus neumáticos y que desconocía la condición patrimonial del área.

Sin embargo, representantes del Mincul manifestaron que esta zona se encuentra señalizada con carteles que indican su intangibilidad. Agregaron que los vehículos que presenten algún desperfecto en la carretera pueden detenerse en la banquina un costado de la vía y no ingresar a las Pampas de Nasca.

Según especialistas citados por el medio local El Comercio, la pena podría ser de 4 a 10 años de cárcel, según la gravedad.

Fuente: El Comercio/Central de Noticias ATV.